Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Después de varios años de espera para hacer realidad el proyecto, el pasado 5 de octubre, la empresa responsable de la obra ha vuelto a confiar en los técnicos de Alco y, concretamente en su sección de excavación, para acometer el inicio de las obras que, debido a las peculiaridades de la misma, se ha de llevar a cabo teniendo en cuenta que toda la maquinaria necesaria ha de ser trasladada en helicóptero desde la zona de descarga hasta la ubicación de la obra.

El material que Alco ha suministrado ha sido una miniexcavadora giratoria de 1000 kg de peso sin cabina de la marca Kubota para poder acceder al interior de la excavación y otra mini giratoria de 1000 kg con cabina de la marca Takeuchi para realizar los trabajos de excavación en la parte externa. Ambas máquinas se han transportado con una plataforma de Alco hasta el embalse de Llauset y desde allí se han transportado en helicóptero hasta la obra.

Será el primer refugio con guarda que habrá en la ruta GR-11 y como atractivos adicional contará con el Macizo de la Maladeta.