EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Angel Mir amplía la oferta de calzos de seguridad para el bloqueo de camiones, con la incorporación de los modelos Poly Chock y Super Chock

  • 19/05/2015, La Bisbal d’Empordà (Girona)

  • La empresa ofrece una amplia variedad de opciones que se adaptan a todas las necesidades y presupuestos. Son elementos indispensables en los muelles de carga para evitar accidentes.

 

Cada año se producen accidentes en los muelles de carga, cuando al introducir o extraer mercancías del camión este se desplaza adelante por culpa del peso y del movimiento, la uña de la rampa baja rápidamente y la carretilla elevadora se precipita al suelo. Esto se puede evitar inmovilizando el camión con un calzo de seguridad. Angel Mir - Portes Bisbal SL dispone de un amplio abanico de posibilidades para todas las necesidades y presupuestos, des de las más básicas a las más exigentes. Esto es posible gracias a la fabricación y/o distribución de dos nuevos modelos, Poly Chock y Super Chock, que se suman a los que ya comercializa des de hace un tiempo: Smart Chock, Fiber Chock y Calematic.

Calzos Poly Chock

En su versión Básica, estos calzos de poliuretano son la opción más simple para bloquear el camión cuando está en la zona de carga y descarga. Están fabricados con material no corrosibles. Su extremada dureza los hace indestructibles. Son muy económicos y ligeros e incorporan una cadena de seguridad antirrobo y un soporte para pared. También existe la versión Premium, que incorporan un sensor óptico de detección de la rueda, un semáforo interior y exterior y un cuadro de control para la conexión a puertas y rampas existentes.

Calzos Super Chock

Este modelo es muy fácil y práctico de usar, ya que dispone de un brazo articulado ergonómico que ayuda al conductor a situarlo bajo la rueda del camión. En esta posición, el calzo queda fijado al sistema dentado que hay instalado en el suelo, garantizando una adherencia máxima. Aparte del mecanismo de retención, los Super Chock Premium también incorporan un sistema completo de control, detección y comunicación, que hacen que cuando la cuña está ubicada bajo la rueda, el conductor del camión visualice un semáforo rojo conforme no puede mover el vehículo. En este momento se enciende la luz ámbar del semáforo ubicado dentro de la nave y el operario puede proceder a la apertura de la puerta y a la instalación de la rampa, instante en el que el semáforo se pone verde y ya se puede proceder a la carga o descarga de mercancías.

Está disponible una versión más básica, que tiene las mismas características que el calzo Premium pero no incorpora el brazo articulado ergonómico.

Calzos Smart Chock

Los calzos inteligentes Smart Chock integran luces de señalización y habilitan el funcionamiento de la puerta mediante calzos de aluminio dotados de sensores ópticos que detectan la rueda del camión. El sistema de conexionado se realiza mediante una percha flexible suspendida, para evitar el contacto con el suelo. Gracias a su secuencia de funcionamiento y a los semáforos que se instalan en el interior y en el exterior del almacén, tanto el conductor del camión como los operarios que cargan o descargan las mercancías están informados acerca de si pueden operar, garantizando la máxima seguridad.

Calzos Fiber Chock

Los calzos manuales Fiber Chock Wireless están construidos en fibra de vidrio reforzada y revestimiento Gel-Coat de color naranja. Son ligeros y resistentes, y disponen de sensor de posicionamiento y control de vehículo por semáforo. No tienen cables e incorporan un sistema electrónico de transmisión de datos sin hilos, alimentado por batería de gran capacidad. El mango es de fibra. Tienen semáforo verde-rojo para información de estado en ambos lados de la puerta. Opcional: interconexionado con rampa, abrigo hinchable o puerta seccional.
También disponen de una versión simple sin sistema de señalización, con cadena antirrobo opcional.

Calzos Automáticos Calematic

Los calzos automáticos Calematic son un sistema muy simple y seguro que evita la marcha del vehículo de carga si la rampa no está en su posición de reposo. Están formados por calzos instalados en el suelo del muelle que se elevan cuando la rampa niveladora se encuentra abierta, inmovilizando totalmente el vehículo. Cuando la rampa niveladora o la puerta se encuentran cerradas, las cuñas descienden, dejando libre la salida del vehículo. Para facilitar su instalación, se suministra un marco prefabricado de hormigón armado para encastrarlo en el suelo. Requiere instalación de aire comprimido.