Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

En la actualidad diferentes estudios a nivel mundial han estimado que es relativamente frecuente para los profesionales panaderos y reposteros sufrir la enfermedad laboral conocida como "el asma del panadero".

Esta enfermedad alérgica está causada no solo por la inhalación de harina de trigo a diario, sino también debido a otros inductores como ciertos aditivos o incluso ingredientes como la levadura, la lecitina, el sésamo, etc.

La exposición a las finísimas partículas del polvo de harina en suspensión es un riesgo. Estas se depositan en ojos y vías respiratorias (bronquios y alvéolos pulmonares) causando asma y renitis y afectando a la vida laboral de las personas perjudicadas.

Las tareas donde el riesgo es mayor son: pesado y adición de ingredientes, amasado, espolvoreado, manipulación de la masa (boleado, laminado y entablado), horneado y limpieza de equipos o superficies de trabajo.

El primer objetivo de las medidas de  prevención de riesgos en panadería y obradores es impedir que los trabajadores que pudieran estar en la zona de producción inhalen estos productos previniendo esta enfermedad.

Los sistemas de aspiración localizada adecuados son una herramienta esencial para impedir que el polvo de los productos utilizados pase al aire y sean inhalados por el trabajador.

Barin, S.A. es especialista en sistemas de aspiración ofreciendo una solución a la medida de sus necesidades e instalaciones.