EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Caso práctico en Solovino: logística del vino y bebidas

  • 01/09/2008, Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona)

  • Montserrat ha constituido un depósito fiscal para la recepción, almacenaje y distribución de vinos y bebidas alcohólicas.

 
EL DESAFÍO

Solovino precisaba consolidar los pedidos de todas las bodegas en un solo punto para ahorrar costes de transportes a sus clientes, así como disponer de vinos en stock debidamente etiquetados para sus países de destino, preparados para entregas inmediatas. Al tratarse de vinos de alta calidad hacía falta un operador logístico con instalaciones, personal especializado y que fuera depósito fiscal de vinos para gestionar correctamente los tránsitos.

LA SOLUCIÓN

Montserrat, especialista en el sector del vino desde 1940, ha adaptado sus servicios y recursos, ha formado a su equipo en materia de normativa y gestión del vino y ha constituido un depósito fiscal para la recepción, almacenaje, expedición y distribución de vino y bebidas alcohólicas. Ha creado una estructura preparada para que importadores y exportadores deleguen, con toda tranquilidad, la gestión de sus operaciones.

LOS BENEFICIOS

Se han reducido costes y tiempo para los clientes al poder disponer de vinos de sus diferentes proveedores en un solo punto y ahorrar gestiones para realizar su correcto tránsito. Contar con un operador logístico, que es depósito fiscal, permite a importadores y exportadores delegar su logística, así como la gestión de los tránsitos internacionales de vino y bebidas.

Así pueden concentrarse en su actividad principal, la comercialización de vinos.

Solovino: empresa fundada en 2001 como departamento de exportación externo de un grupo de 16 bodegas de pequeña y mediana producción repartidas por todo el territorio nacional. Su objetivo es disponer de un departamento de exportación equiparable a las grandes bodegas en cuanto a profesionalidad, servicio y reducción de costes.