Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

EL DESAFÍO

En el sector de consumo cada día existe una mayor inversión por parte de las empresas en equipos que proporcionen el mejor impacto de su producto en el punto de venta. Danone se ha decantado por ofrecer algunos de sus artículos fuera del lineal, con equipos de frío personalizados que refuerzan su impacto de marca. Con miles de equipos distribuidos
por todo el país, el reto es asegurar su permanencia y correcto funcionamiento en el punto de venta.

LA SOLUCIÓN

Pool Frío es un servicio integral que asegura la completa trazabilidad de los equipos en los eventos de marketing, desde su localización hasta sus condiciones de funcionamiento. Para ello utiliza soportes tecnológicos y un servicio personalizado de entrega y recogida, que incluye la instalación en el punto de venta. La gestión se garantiza con una red de asistencia técnica que efectúa el mantenimiento para asegurar la vida útil y los objetivos de venta.

LOS BENEFICIOS

El control de los equipos de frío permite al cliente ofrecer un servicio de calidad en el punto de venta y, por lo tanto, obtener un mejor rendimiento de la inversión realizada, tanto en términos de vida útil y pérdida de activos, como en el soporte real a las ventas. En definitiva, se consigue reforzar la confianza del punto de venta para apoyar este tipo de estrategias comerciales.

Grupo Danone: es una multinacional alimenticia especializada en productos lácteos y nutrición. Con más de 90.000 colaboradores en todo el mundo, se sitúa en el número uno mundial en alimentos frescos y como número dos en agua embotellada. En España, existen cinco plantas de producción, 72 centros de distribución y ocho bases logísticas 

Documentos descargables

  • Caso práctico Contratas e Iniciativas Logísticas (CIL) Descargar