EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Circuito cerrado de televisión

El mundo de la videovigilancia ocupa hoy un lugar muy destacado en un entorno marcado por una preocupación creciente por la seguridad y el control. En este sentido, un dispositivo de seguridad cada día más utilizado es el CCTV (Circuito Cerrado por Televisión), el cual, sin lugar a dudas, tiene como mayor beneficio la posibilidad de tener controlado un recinto con infrarrojos para visión nocturna y con un vídeo-grabador con una capacidad de almacenamiento que en muchos casos llega a los 500 Gb.

Los sistemas de vigilancia con circuito cerrado son instalados y puestos en funcionamiento por una empresa autorizada, por lo que el cliente solo necesita conocer las opciones básicas para sacarle el máximo partido. En general, un kit de videovigilancia incluye dispositivos electrónicos tales como el vídeo-grabador profesional, el sistema de alarmas, el disco duro, las cámaras antivandálicas, la fuente de alimentación CCTV para todas las cámaras, el cableado y los conectores para la instalación y, por último, los correspondientes carteles homologados que indican que el recinto es una zona sometida a videovigilancia.

.CP-CTU-10189271