Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

COMANSA amplía su catálogo de productos con protecciones metálicas contra impactos producidos por vehículos. Extensa gama de modelos destinados, en cada caso, a solucionar un tipo de riesgo determinado: arcos de protección lineal, arcos de protección angular, bolardos, zócalos de chapa, zócalos de tubo, protección de esquinas, protección de bajantes, controles de gábilo, etc.

Si ningún modelo estándar ofrece las garantías necesarias se diseñan y fabrican protecciones a medida. Todas las protecciones están fabricadas con tubos y chapa de acero de gran espesor, protegidas internamente de una capa de cincado, recubiertas con pintura termoendurecida muy resistente a las rayaduras y disponen de sistemas de fijación al pavimento sobredimensionado.

Más información sobre el producto Protecciones contra impactos

Son de acero y sirven para equipamientos y estructuras.

Contener, prevenir y proteger: Seguridad

Reparar o reponer elementos dañados conlleva un coste económico importante. En algunos casos incluso la ralentización o el paro de la actividad. Las protecciones contra impactos suponen una importante contención del gasto en mantenimiento.
La mejor manera de proteger cualquier elemento ante un impacto es evitando que se produzca. Las protecciones deben ser visibles desde todos los ángulos y utilizar colores de alto contraste. De este modo se alerta y se delimita claramente la zona a proteger. Antes de proteger, avisar y persuadir.
Si el impacto llega a realizarse las consecuencias del mismo se minimizan al máximo. La energía liberada se deriva a otras zonas o en último recurso se absorbe por la propia protección.
La seguridad y la calidad son las características básicas e indiscutibles en cualquier elemento de protección.

Calidad

Fabricamos protecciones de alta calidad y resistencia, para ello utilizamos acero de alta calidad con perfiles de grosor sobredimensionado. Las protecciones tubulares están conformadas con un único tramo de tubo doblado, sin soldaduras ni uniones. Las superficies son siempre lisas y desprovistas de aristas vivas.
La pintura a polvo antirayaduras está térmicamente endurecida y sometida a un tratamiento anticorrosivo. Los colores utilizados son siempre de alto contraste según directiva CEE n. 92/58D.
La protecciones para exterior disponen de franjas en color negro o rojo reflectante e interiormente están recubiertas por una capa de cincado.

Fijación

La fijación es el elemento mas importante de las protecciones; si esta no es la adecuada la protección no sirve para nada.
El sistema de anclaje estará siempre condicionado por el nivel de protección previsto y por el tipo de pavimento al que va fijado el conjunto. El cálculo y dimensión de las fijaciones se realiza con un margen de seguridad muy elevado.
El hormigón es un pavimento resistente y adecuado para fijar las protecciones directamente con tornillería (suministrada).
El asfalto es un pavimento poco consistente. Para colocar protecciones en asfalto es necesario construir previamente una zapata de hormigón, colocar una armadura metálica en el interior de la zapata y una vez endurecido el hormigón atornillar la protección.

Personalización

Es necesario disponer de la protección adecuada en cada caso. La forma y naturaleza de los elementos a proteger puede ser muy diversa.
Todo proyecto se estudia y se optimiza en función de las exigencias requeridas garantizado así la máxima eficacia y seguridad.