Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Proceso de automatización industrial

  • Primera fase: El proceso de automatización comienza con una carga automática mediante elevador.
  • Segunda fase: Directamente se depositan las piezas en el vibrador circular, cuyo objetivo es posicionar todas las piezas en la misma posición.
  • Tercera fase: Seguidamente, la pieza desciende hacia la unidad de flameado para realizar el tratamiento superficial de la misma. Las piezas que originalmente tenían una tensión superficial inferior a las 30 Dinas, pasan instantáneamente a obtener 44 Dinas. Gracias a ello, se conseguirá un excelente anclaje con el soporte adhesivo, que de otro modo no hubiera sido posible.

La modificación de la tensión superficial se consigue gracias a la creación de un entorno oxidativo alrededor de la llama, como consecuencia de la descomposición del aire en el quemador.