EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Embalaje y material antiestático

El embalaje antiestático protege determinados componentes y circuitos de la electricidad estática que puede causar daños importantes en muchos artículos. Lo más habitual es utilizar bolsas antiestáticas para proteger productos sensibles como los artículos electrónicos. Están fabricadas en plástico de burbujas de aire y suelen llevar cierres a presión para que cualquier potencial descarga electrostática no alcance al contenido. También se fabrican cajas y espumas de material antiestático, que además se pueden troquelar a medida para el transporte de artículos electrónicos en las mejores condiciones, perfectamente ajustadas a cada carga.

Con este tipo de embalaje especial se consiguen minimizar los daños en materiales semiconductores o disipativos, y componentes electrónicos en general, que están presentes en multitud de aparatos. De este modo se evitan grandes pérdidas económicas en los transportes debido a descargas electrostáticas, por lo que son ampliamente utilizados en embalajes del sector industrial y tecnológico. Por ejemplo, se emplean con frecuencia en el empaquetado de todo tipo de componentes informáticos y ordenadores, así como en el área de telefonía.

.CP-CTA-1124088