Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Los contenedores volquetes apilables poseen una trampilla que pude ser activada desde el asiento del conductor, además de un amortiguador de goma para disminuir el impacto cuando la trampilla se abre. Esta opción existe con una tapa galvanizada que se puede abrir por dos lados y una trampilla con placa galvanizada orientativa.

El contenedor encajable puede ser apilable y tiene las mismas características que el producto anterior, con la excepción de sus bordes reforzados, que quedan a 100 mm del suelo, lo que es ideal para transpaletas. Sus ruedas pueden ser añadidas más tarde.

Los contenedores volquetes son fabricados de forma resistente para cargas pesadas, con paredes reforzadas hechas en chapa de acero perfilado y bordes reforzados. Este producto tiene una tapa galvanizadora que pude ser abierta por dos lados, con compresión de los muelles de gas y una mordaza.

La descarga se debe realizar por el fondo, debido a su estructura robusta con manguito para horquillas. Cada compartimento puede vaciarse individualmente a través de la trampilla, que está reforzada con dos cierres. Al tener paredes laterales con chorreras verticales, la descarga se vuelve fácil incluso para materiales de granel, mucho más difíciles de manejar.