EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Nueva generación de soluciones antihurto "High Security" de Global Security Products para smartphones

  • 11/04/2012, Madrid

  • GSP lanza su nueva colección de soluciones para telefonía, incluyendo mejoras que elevan la seguridad de los dispositivos a un status superior.

 

GSP, Global Security Products, empresa especializada en la distribución de soluciones de seguridad electrónica y prevención antihurto, renueva su cartera de soluciones de seguridad para crear la nueva generación de POD's High Security, una completa línea de productos de alta protección anti-hurto para el sector de telefonía que aumenta el nivel de seguridad en los establecimientos a un estatus superior, sin sacrificar el libre acceso a los smartphones ni mermar el atractivo de las exposiciones.

"Hoy en día los establecimientos venden a través de los cinco sentidos, luchando por la supervivencia entre la oferta masiva de productos. Sin embargo la evolución del mercado ha creado una situación que plantea un conflicto de intereses en los propios establecimientos. Y es que, en la misma proporción en que el atractivo de los productos a la venta aumenta, el riesgo que corre el mismo hacia el hurto lo hace también, haciéndolo más vulnerable frente a los amantes de lo ajeno", afirma Joao Fanha, director de marketing de GSP. "En el caso del sector de la telefonía, esta contradicción se vuelve especialmente evidente, siendo imprescindible el contacto directo centre cliente y producto. Es necesario ofrecer una experiencia de prueba real y completa del dispositivo, y solo será posible con soluciones de seguridad pensadas para ello", añade Fanha.

High Security ofrece soluciones de seguridad antihurto específicas para los últimos modelos de smartphones del mercado, adaptándose a su forma y características. La experiencia de prueba alcanza un nivel inédito hasta el momento, permitiendo al consumidor extraer el dispositivo del POD para sacar el máximo partido a la prueba del mismo, tanto en horizontal como en vertical. Esta libertad de uso se convierte en una potente herramienta "autopromocional", sin comprometer la seguridad de productos tan codiciados actualmente como los teléfonos móviles de última generación.

El expositor se compone de varias partes, una pieza fija que actúa como soporte del dispositivo, y un cable extensible de acero, que permite desprender libremente el teléfono móvil para la prueba del usuario asegurando su seguridad frente a robos.

Entre las mejoras introducidas en la nueva gama de soluciones, podemos destacar:

  • Tamaño del sistema de seguridad más reducido y discreto, sin restar protagonismo al dispositivo expuesto
  • Sistemas adaptables a distintos tamaños y marcas de smartphones
  • Soporte válido para diferentes formas de montajes
  • Carcasa de protección reforzada cuidando el libre acceso a los botones de control así como a la pantalla de los dispositivos para una experiencia
  • Capacidad de desprender el dispositivo del soporte para una experiencia de prueba completa
  • Cable de acero reforzado ultra resistente.