Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

El II Encuentro Hispack de I+D tendrá lugar el 12 de mayo en el recinto Gran Via de Fira de Barcelona en el marco del Salón Internacional del Embalaje.

La innovación en este sector es continua, aportando soluciones para limitar el uso indiscriminado de materias primas procedentes de fuentes no renovables y la generación de residuos de difícil valorización, manteniendo, al mismo tiempo, la calidad y seguridad de los envases y embalajes.

En este congreso internacional, organizado en colaboración con el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA - CSIC), y el Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (ITENE), se presentarán los usos para la fabricación de envases respetuosos con el medio ambiente de materiales ya desarrollados como los obtenidos a partir de ácido poliláctico, de las celulosas o de almidones. También se debatirán las perspectivas de implantación de nuevos materiales en fase de investigación como los derivados de proteínas, polihidroxialcanoatos, composites con fibras o nanomateriales, entre otros, así como nuevas tecnologías de envases activos (aquéllos que interactúan con el producto que contienen) basados en biopolímeros. Asimismo, se prestará atención a sistemas en desarrollo para el aprovechamiento y valorización de los residuos generados por los envases y embalajes, y al diseño sostenible de packaging.

Según el investigador del Grupo de Envases del IATA - CSIC y coordinador del congreso, Ramón Català, "desde el mundo científico pretedemos concienciar a las empresas fabricantes de packaging de la necesidad de implantar tecnologías limpias que permitan, por un lado, el ahorro de energía y de materias primas, y por otro, la reducción de emisiones, residuos y vertidos. Actualmente, el nivel de investigación en nuestro país es muy alto, equiparable al de otros países de la Unión Europea, sin embargo, todavía nos encontramos con el obstáculo de que muchos proyectos en marcha no llegan a la fase de desarrollo industrial".