EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Hörmann presenta el nuevo automatismo para puertas industriales WA 300

  • 23/12/2011, Terrassa (Barcelona)

  • Hörmann nos presenta el nuevo automatismo para puertas industriales WA 300, que ofrece un manejo cómodo y seguro de las puertas industriales. Además, es un mecanismo sostenible puesto que sólo consume 1W en Stand by.

 

Las puertas seccionales industriales Hörmann y las puertas enrollables SB pueden equiparse con el automatismo WA 300, ya sea de serie o bien puede instalarse posteriormente. Éste resulta una óptima inversión a largo plazo, pues su función inteligente de arranque y parada suaves garantizan un movimiento de puerta sin desgaste y uniforme. Al evitar movimientos bruscos, la vida útil de la puerta será mucho más larga, pues su movimiento es hasta cinco veces más suave que el de otros automatismos.

Teniendo en cuenta la norma EN 13241-1, el automatismo cumple con todos los requisitos de seguridad, ya que para puertas seccionales dispone de una limitación de la fuerza en dirección "Puerta abierta" y "Puerta cerrada". Además, no requiere ninguna protección contra accidentes ni ningún interruptor de cable flojo, así como también puede prescindir de un cableado sobre la puerta seccional. Para puertas enrollables, se incorpora una banda de contacto como medida de seguridad.

Su montaje es muy cómodo y sencillo, ya que no requiere un anclaje lateral adicional. Asimismo, también cuenta con un cuadro de maniobra integrado de serie y uno externo en carcasa que pueden combinarse con otros controles, como un receptor vía radiofrecuencia externo. Ambos cuadros son fáciles de ampliar y disponen de una salida relé para conectar, por ejemplo, lámparas de señalización.

Para mayor comodidad, dispone de un pulsador industrial DTH-T que permite accionar el automatismo sin necesidad de bajar del vehículo, permitiendo así un mayor flujo de tránsito.

Un movimiento rápido, suave y seguro de las puertas seccionales y las puertas enrollables SB es posible gracias al nuevo automatismo WA 300 de Hörmann.