EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Hörmann presenta las nuevas puertas industriales de 67 mm de grosor, soluciones con un aislamiento térmico hasta un 55% superior

  • 16/07/2014, Barcelona

  • Hörmann ha optimizado el aislamiento térmico de sus puertas industriales. A partir de ahora el programa de puertas industriales se amplía con la gama de 67 mm de grosor y rotura de puente térmico de serie.

 

Hörmann ha optimizado el aislamiento térmico de sus puertas industriales. A partir de ahora el programa de puertas industriales se amplía con la gama de 67 mm de grosor y rotura de puente térmico de serie. Así, las puertas ofrecen un aislamiento térmico superior de hasta un 55%, por lo que son ideales para la logística de alimentos y productos refrigerados. No obstante, las puertas industriales también pueden emplearse en otros tipos de almacenes y naves de logística ya que cierran los espacios de forma energéticamente eficiente.

Estas nuevas puertas industriales están disponibles como puertas de paneles de acero sándwich, especialmente aislantes; como puertas de aluminio con acristalamientos y zócalo de paneles de acero, en el caso que se requiera más luz natural o como puertas de aluminio completamente acristaladas para una máxima entrada de luz y transparencia. Además, como su aspecto es idéntico a las puertas del programa de 42 mm de grosor, pueden utilizarse puertas de ambos programas manteniendo el mismo diseño en fachada.

En el caso de las puertas de paneles de acero SPU 67 Thermo, el valor de transmisión térmica (valor U) se alcanza mediante una rotura de puente térmico entre la chapa exterior y la interior. Con una junta adicional, el perfil de material sintético ThermoFrame se separa del cerco de la mampostería ofreciendo, según el tipo de puerta, un aislamiento térmico hasta 21% mayor. Asimismo, las puertas de aluminio acristaladas, parcialmente (APU 67 Thermo) o completamente (ALR 67 Thermo), alcanzan un mayor aislamiento térmico gracias a la tecnología de perfiles de tres cámaras, que separa el perfil exterior del interior mediante un material sintético ubicado en la cámara central. El acristalamiento de serie triple Duratec alcanza un aislamiento térmico hasta un 40% mayor, además de ser el único en el mercado con resistencia a los arañazos.
Por otro lado, se sabe que la mayor parte de la energía en las naves industriales se pierde al abrir las puertas y para evitarlo la mayoría de las puertas industriales se complementan con una puerta peatonal. Por ello, Hörmann presenta una puerta peatonal con un umbral de acero inoxidable que, en función del modelo, tiene sólo 10 mm de alto. Gracias a ello, reduce el riesgo de tropiezo y facilita el tránsito con ruedas. Además, la firma ofrece puertas peatonales equipadas con perfiles de rotura de puente térmico para mantener el aislamiento conseguido en la nave con las puertas de 67 mm. De esta forma, la combinación de la puerta SPU 67 Thermo con ThermoFrame y una puerta peatonal consigue alcanzar un elevado valor Ud de 0,75 W/(m² K).

La seguridad merece la misma importancia que la eficiencia energética. Conforme a la norma EN 13241-1, las puertas deben detenerse automáticamente durante el movimiento de cierre si se encuentran personas u objetos debajo. Así como, en caso de colisión, sólo deben transmitir una determinada fuerza o bien evitar colisionar invirtiendo el movimiento hacia arriba. Por este motivo, las puertas industriales Hörmann se suministran de serie con un sensor óptico, es decir, con una célula fotoeléctrica integrada en la junta interior que garantiza el cumplimiento de dicha normativa. El sensor óptico puede substituirse, sin incrementar el precio, por una célula fotoeléctrica antepuesta que detiene la puerta e invierte su movimiento hacia arriba antes de que colisione con personas u objetos que se encuentren debajo. La firma aún ofrece una tercera solución: una rejilla fotoeléctrica integrada en el cerco, donde queda protegida contra cualquier posible daño. Se trata de una rejilla que permite una mayor velocidad de movimiento de la puerta, evitando así una elevada pérdida de energía al abrir y cerrar la puerta.

Con las nuevas puertas industriales de 67 mm de grosor, Hörmann consolida su compromiso con la innovación, presentando una solución que aporta una mejora en la eficiencia energética de todo tipo de naves industriales.