EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Vacío en refrigeración

  • 05/05/2009, Cabrils (Barcelona)

  • En la instalación de cualquier sistema de refrigeración, una de las operaciones más importantes es la del vaciado del circuito. Su objetivo es la extracción de la humedad y de otros gases incondensables.

 

La medición exacta de la presión de vacío es esencial para determinar si éste es suficiente para garantizar el buen funcionamiento de la máquina. Se considera un buen vacío una presión absoluta de unos pocos mbar, concretamente lo más cercano a 0 mbar.

No todos los manómetros o vacuómetros son adecuados para la medición del vacío. Cabe distinguir entre manómetros de presión absoluta y de presión relativa.

Los medidores de presión absoluta son los únicos instrumentos que miden con exactitud el vacío porque, independentientemente de su resolución, su referencia es el vacío absoluto y la lectura que toman no depende de la presión atmosférica, la cual puede variar bastantes milibares en función del día.

El analizador de refrigeración testo 560, con sensor de presión absoluta, mide el vacío con un error máximo de 1 mbar y no le afecta la presión atmosférica. La fiabilidad que ofrece en lecturas de vacío de unos pocos milibares, y su visualización en una pantalla digital, lo convierten en una herramienta imprescindible para asegurar una buena evacuación.

Los analizadores de frío que miden el vacío con un sensor de presión relativa, sólo le ofrecerán una medición aproximada del mismo y aunque es suficiente para algunas instalaciones, no se deberá tomar como una medida de referencia.