Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

En determinadas condiciones ambientales, las bacterias proliferan de forma exponencial, produciendo sustancias tóxicas y peligrosas para el ser humano. Por este motivo, el Grupo IPC ha desarrollado un sistema de productos y protocolos de limpieza que integran el material tecnológicamente más avanzado en este ámbito: el innovador plástico antibacteriano IPC HDS. Éste, es el primero de su clase y el único que ha obtenido la certificación ISO 22196:2007 (Plastics Measurement of antibacterial activity on plastics surface).

Gracias a las propiedades de este material patentado, la línea de productos HDS incorpora todas las medidas preventivas para reducir la transmisión y proliferación de microorganismos patógenos, ya sea por contaminación directa o cruzada. Entre estos productos, destacan una línea de dispensadores y contenedores antibacterianos, los carros de limpieza, bastidores, mopas y demás útiles de limpieza, así como máquinas específicas como el aspirador Ecospital o Biovac 421, desarrollados conjuntamente con IPC Soteco.

La aplicación de tratamientos antibacterianos durante el proceso de plastificación, representa una solución completa a las necesidades más exigentes de limpieza e higienización de los sectores/ambientes con más riesgo de contaminación biológica: socio-sanitario, alimentario, escuelas y transportes públicos, entre otros.

Línea de carros HDS

El máximo exponente del HDS es la línea de carros HDS, fabricados en polipropileno antibacteriano. Están especialmente diseñados para su uso en ámbito hospitalario o centros de trabajo donde se transporten y utilicen mopas y bayetas pre-tratadas.