Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Conscientes de esta realidad, el departamento de I+D+i del Grupo IPC ha desarrollado un paquete global de soluciones que permite la reducción drástica del consumo de agua sin restar eficiencia y productividad. El máximo exponente de ahorro de la compañía es el patentado Sistema ECS (Eco Cleaning Solutions), que reduce el consumo de agua entre 45.000 y 180.000 litros al año. Este sistema contribuye de modo sensible a la protección y conservación de este elemento, puesto que economiza más de un 80% de agua en comparación con una fregadora-secadora tradicional.

Rafael Grávalos, Director de Marketing de IPC España, aboga por optimizar los procesos de limpieza, desde la innovación en el diseño de la maquinaria y el uso de materiales hasta la adecuada formación de los profesionales, para reducir los niveles de consumo de agua. Apunta que "el agua es un recurso indispensable para el sector de la limpieza profesional pero es un bien finito que no debe malgastarse. En este sentido, nuestra cultura empresarial pretende ser socialmente responsable, invirtiendo en innovación para mejorar gradualmente las cifras de consumo de agua y reducir sus costes derivados".