EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

La gripe A obliga a extremar las medidas de higiene y desinfección en las empresas

  • 29/05/2009, Cornellà de Llobregat (Barcelona)

  • Un informe interno de JohnsonDiversey revela que con la gripe A las empresas han multiplicado las acciones preventivas de limpieza del conjunto de sus instalaciones en las últimas semanas

 

El virus puede sobrevivir en superficies sólidas durante más de dos horas. Por ese motivo la limpieza y desinfección de mesas, teléfonos, pomos de puertas o interruptores se debe realizar regularmente.

Transportes públicos, escuelas, aeropuertos, centros sanitarios, restaurantes, hoteles, plantas alimentarias, oficinas y centros comerciales son lugares donde la higiene y la desinfección resultan críticas para la salud pública. Todos estos emplazamientos están extremando sus medidas de seguridad para evitar que el virus de la nueva gripe siga extendiéndose.

Según un informe de JohnsonDiversey, proveedor líder global en productos y sistemas de higiene, en este último mes las compañías de sectores como la restauración colectiva o la hostelería han aumentado de manera considerable tanto la compra de productos químicos desinfectantes como la solicitud de servicios de consultoría para prevenir riesgos y garantizar la seguridad de sus clientes. En este sentido la compañía ha detectado que la demanda de productos desinfectantes se ha disparado en el último mes.

JohnsonDiversey recomienda a los responsables de limpieza de estas compañías que pongan especial atención en la limpieza y desinfección regular de las superficies de contacto continuo como mesas, mostradores, tiradores, pomos de puertas, interruptores, escritorios, utensilios de las salas de descanso, teléfonos, botones de los ascensores, etc.

La contaminación cruzada es uno de los principales riesgos que las empresas deben controlar: los gérmenes se pueden transmitir cuando una persona toca alguna superficie contaminada y posteriormente se toca los ojos, la nariz o la boca. Las gotas de la tos o el estornudo de una persona que tenga el virus se pueden transportar por el aire. Los gérmenes se pueden transmitir cuando la persona entra en contacto con las gotas de otra persona en una superficie, como podría ser una mesa de trabajo. Los virus pueden sobrevivir en superficies sólidas durante dos horas o más, por ese motivo la limpieza y desinfección de estas superficies se debe hacer regularmente.

JohnsonDiversey recomienda la realización de sesiones de formación para clarificar métodos y medidas de protección personal (lavado de manos, desinfección de manos, uso de guantes, mascarillas, etc.). Concretamente en oficinas y despachos, cuando se tengan sospechas razonables de que un trabajador pueda tener la gripe A, el empleado en cuestión deberá ser remitido a un médico, y los compañeros que compartan la misma oficina o espacio que las personas presuntamente infectadas deberán ser informados y seguir las indicaciones establecidas a tal efecto sobre la gripe. Es importante instalar carteles y anuncios para la limpieza y desinfección de las manos en cada lavabo, distribuir y anunciar normas de comportamiento claras y concisas en caso de infección durante la jornada laboral. Los supervisores se mantendrán informados de los últimos avances y desarrollos de acuerdo con lo establecido en las normas de comportamiento.