Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Las distintas resoluciones de las ópticas, que van desde 5 hasta 40 mm, permiten reducir los márgenes en la detección de objetos y asegurar así su medición. Su gran alcance, de hasta 6 m, combinado con una gran reserva de funcionamiento y una longitud de campo de medición de casi 3 m permite también la medición de objetos grandes.

El display de gran tamaño integrado en el cabezal de conexión facilita la parametrización de los interfaces y la configuración y visualización de estado de las entradas / salidas. Dispone, además, de una ayuda de alineación.

Aunque no se requiere un PC para la puesta en marcha, todos los modelos incorporan IO-Link para configuración avanzada. Junto con las versiones en CANopen, disponen de funciones ampliadas como, por ejemplo, Beamstream (información de estado haz x haz) o Blanking (inhibición de haces), que facilitan la integración en sistemas de control.

Se pueden conectar un número ilimitado de cortinas en cascada sin que se produzcan interferencias ópticas. Las cortinas ópticas pueden ser configuradas en formato maestro/esclavo.

Como características mecánicas destacan: carcasa metálica robusta, conectores M12 rectos y traseros y una gran variedad de accesorio. Estos conectores son una de las grandes innovaciones de la serie CML 720, ya que permiten reducir la zona muerta cuando se conectan varias cortinas en cascada. Se reduce la zona muerta a tan sólo 23 mm.

Esta cortina es una solución óptima para aplicaciones en entornos industriales con condiciones exigentes.