Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Linde Material Handling (LMH) ha hecho una inversión de 5,4 millones de euros en su almacén global de piezas de recambio situado en Kahl (Alemania), con el objetivo de ofrecer a sus clientes una mayor disponibilidad y eficiencia de entrega de las piezas de recambio y así mejorar aún más el área de los Linde Customer Services en todo el mundo. Con base en la infraestructura que ya existía, a lo largo de 9 meses se han rediseñado los procesos logísticos internos y se ha creado un nuevo sistema de almacenamiento altamente flexible y extremadamente rápido para las piezas pequeñas. Asimismo, se ha integrado al almacén el sistema MultishuttleTM de la empresa Dematic, con capacidad de procesar aproximadamente 2.500 pedidos cada día.

"Como proveedor de primera categoría, queremos seguir mejorando cada día, en particular en lo relativo a los Linde Customer Services", asegura Christophe Lautray, responsable de ventas y servicios de la Junta Directiva de LMH. "Pero eso no es todo. La actualización del almacén global de piezas de recambio en Kahl prepara nuestra logística de piezas de recambio para el crecimiento futuro, en particular en los mercados emergentes", añade Lautray. Esta premisa es fundamental, ya que la empresa además de contar con 700 puntos de servicio en alrededor de 100 países y 7.500 empleados en sus áreas de Linde Customer Services, se encuentra en un momento de expansión en países del sudeste asiático, en la región del Pacífico, la antiguas repúblicas soviéticas, Sudáfrica y Sudamérica.

Alta productividad, rápida respuesta

El suministro a nivel mundial del stock de más de 350.000 piezas de recambio Linde se centraliza en el almacén de Kahl. Allí la red de distribución del almacén incluye más de 100 empleados y se almacenan más de 25 toneladas en un área de 13.250 metros cuadrados. Además, esta instalación tiene la capacidad de operar 24 horas al día, siete días a la semana, en caso de emergencia. Toda esta infraestructura garantiza, por ejemplo, que Linde Material Handling Ibérica (LMHI) cuente con una disponibilidad de 97% de piezas de recambio. Además, la red de 5 delegaciones y 17 concesionarios de España y Portugal, en caso de no disponer de una pieza muy específica, entre las 28.000 referencias de la Península Ibérica, pueden tenerla desde el almacén de Kahl en un plazo de 24 horas.

Además, gracias al innovador sistema MultishuttleTM, se logra una eficiencia impresionante. Este sistema ofrece espacio para 32.000 contenedores, mientras que 45 lanzaderas viajan a lo largo de un total de tres corredores y 15 niveles. Asimismo, éste logra un rendimiento de almacenamiento y extracción de 1.050 ciclos dobles por hora, es decir, el equivalente a 2.100 movimientos de contenedores por hora, lo que significa que pueden procesarse aproximadamente 2.500 pedidos cada día. Por otra parte, el sistema está instalado en una plataforma y debajo de ella se ubican las estaciones de embalaje nuevas y ergonómicamente optimizadas. Es aquí donde se presentan las piezas de recambio para su recogida y embalaje.

En resumen, esta importantísima inversión da como resultado una mayor eficiencia y productividad, así como una mejora en el servicio para los clientes de Linde en todo el mundo. Esto permite asegurar que los procesos logísticos de los clientes usuarios de carretillas Linde siempre puedan funcionar a la perfección.