EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Markem - Imaje revoluciona el mercado con un nuevo concepto: el TCO ("Total Cost of Ownership")

  • 05/05/2011, Sant Quirze del Vallès (Barcelona)

  • El "Total Cost of Ownership" es una herramienta de control de costes, que elimina cualquier gasto oculto o imprevisto en la codificación.

 

Complementando el último lanzamiento de las codificadoras 9232 y SmartDate X40, ahora Markem-Imaje va más allá del mero hecho de ofrecer "máquinas" y replantea que las soluciones de marcaje deben favorecer la economía global de sus clientes y la sostenibilidad.

Basados en una extensa investigación de mercado, Markem-Imaje ha traducido la preocupación de sus clientes por la economía y el medio ambiente en respuestas concretas incluidas dentro de las características de sus nuevos codificadores y las garantías que los acompañan. Así, se ha desarrollado el concepto de "TCO", "Total Cost of Ownership" (o coste total de utilización (anual y por máquina), un programa eficaz de control y reducción de todos los costes que la posesión de un codificador genera.

"El coste de adquisición de un codificador no representa el coste total que significa en realidad para la compañía. Un codificador necesita consumibles, energía eléctrica y mantenimiento, entre otros, y es posible que una impresora que parece conveniente a primera vista no lo sea a largo plazo por su alto nivel de consumo de todo tipo de recursos o por un alto nivel de desgaste que no está cubierto por las garantías habituales de los fabricantes" explica Francesc Galán, Director del Departamento de atención al cliente.

"Por eso, la prioridad de Markem-Imaje no es la de crear máquinas más asequibles, sino la de crear máquinas cuyo coste de utilización sea menor, un concepto que ha marcado la pauta de diseño y concepción de las nuevas codificadoras 9232 y SmartDate X40 y de todas las nuevas impresoras que se diseñarán en un futuro", enfatiza Francesc Galán.

El programa "TCO" que acompaña las nuevas máquinas se basa en dos pilares: la posibilidad de calcular de antemano el coste global de la impresora según el entorno de producción y la capacidad de reducir esos costes globales gracias a las características innovadoras de las máquinas.

El primer paso del nuevo programa "TCO" es ayudar al cliente a proyectar un presupuesto realista, basado en todas las variables del su cadena de producción, de las cuales se pueden preveer matemáticamente el gasto en consumibles y aditivos, en energía y las operaciones de mantenimiento. Una vez sumados todos estos valores al coste de la adquisición de la máquina, y relacionándolo al ratio de disponibilidad real de los codificadores, se obtiene el gasto real, programable y manejable a través del tiempo con una ventaja adicional muy clara: el "Total Cost of Ownership" de las nuevas codificadoras de Markem-Imaje es significativamente más bajo que el de cualquier otro codificador de funciones similares del mercado.

Todo en las nuevas codificadoras de Markem-Imaje ha sido creado pensando en la economía del cliente, lo cual además, tiene repercusiones ecológicas favorables.

La inkjet 9232 de pequeño carácter, por ejemplo, dispone de un nuevo cabezal inteligente, que integra una boquilla de 65 micrones, capaz de distribuir gotas más pequeñas, que alargan la autonomía de los cartuchos en un 25% alcanzando los 90 millones de caracteres por litro, y generando menos desechos residuales. Igualmente, las nuevas tintas creadas para esta impresora requieren 45% menos de aditivo, gracias a un condensador integrado que recolecta y reinyecta los vapores emitidos al circuito, disminuyendo no sólo su cantidad de uso, sino también la emisión de compuestos orgánicos volátiles.

La SmartDate X40 también tiene una serie de ventajas: consume menos aire comprimido, tan sólo 0,4 ml por impresión a 2,5 bares, lo cual resulta en un menor consumo de energía. Además, incorpora una pantalla táctil de consumo moderado y el también el modo "ahorro" que es un estado de menor consumo energético al que la máquina pasa automáticamente después de un tiempo programable de inactividad. Igualmente, aprovecha mejor los consumibles: el ribbon de Markem-Imaje puede imprimirse en todo su ancho, sin desperdiciar ni un cm, y ahora su presentación es más ligera, pero con más contenido (1100 metros de cinta) reduciendo así hasta un 20% los residuos.

Tanto la 9232 como la SmartDate X40 tienen una garantía de 18 meses, la más elevada del mercado, que incluso puede extenderse hasta los 60 meses. Las piezas de desgaste se han reducido al mínimo para prolongar su tiempo de vida.

Adicionalmente, el cabezal de la SmartDate X40 tiene una garantía independiente del equipo, consistente en 12 meses o 40 km de recorrido.

"Cada pieza de los equipos que fabricamos es sometida a rigurosas pruebas" comenta Antonio Fernández, Director Técnico. "Por eso sabemos lo que podemos ofrecer y tenemos la certeza de poder brindar al cliente una garantía sin igual. Y vamos más allá: si el cabezal SmartDate X40 sufriese algún daño o desperfecto dentro del tiempo o recorrido pactado, lo sustituiremos sin coste alguno para el cliente. Es decir que de una manera u otra, nuestros clientes saben que están cubiertos", concluye Antonio Fernández.

Teléfono
Ver teléfono
Página web
Visitar Web
Dirección C/ Salvador Gilvernet, 1
08192  Sant Quirze del Vallès
Barcelona - ESPAÑA
(Haga click aquí para ver mapa)