Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Mosca introdujo la primera RO-M en el mercado del flejado en la década de los 70. La serie se ha caracterizado siempre por su construcción robusta, fiabilidad y facilidad de funcionamiento. El paquete que se va a flejar se coloca manualmente en la mesa y el proceso de flejado se acciona mediante un pedal.

Se pueden ajustar funciones clave como la tensión y la alimentación del fleje para una aplicación específica. La conducción DC con motores sin escobillas del cabezal no utiliza piezas que se desgastan como bandas dentadas, embragues y cadenas por lo que la máquina tiene una mayor disponibilidad y un mantenimiento sencillo.

Dependiendo del tamaño del producto, la RO-M Fusion alcanza una velocidad de hasta 55 flejadas por minuto con un ancho de fleje de 5 mm. La mesa giratoria es otra de las mejoras para los operarios. Al igual que en modelos anteriores, la RO-M Fusion es adecuada para paquetes de hasta 600 mm de alto y 800 mm de ancho. El sistema de alimentación simplifica el cambio de bobinas, que es sencillo gracias a la posición del pistón ergonómico.