EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Poleas y polipastos eléctricos

El funcionamiento de los polipastos está basado en la reducción de potencia de elevación de una carga por la combinación adecuada de un sistema de poleas. En el polipasto eléctrico, el accionamiento se realiza gracias a un motor eléctrico. Este tipo de polipastos se suelen comercializar listos para utilizar directamente y están formados por una carcasa robusta que envuelve el sistema de poleas y el motor, disponiendo además de una cadena o un cable de los que cuelga la carga que se pretende elevar. Es preciso seleccionar el modelo más adecuado en función de las especificaciones técnicas que indican parámetros tan relevantes como la máxima carga permitida, la elevación y la velocidad de elevación.

Los polipastos eléctricos de cadena son muy utilizados para la elevación de todo tipo de máquinaria, mientras que los polipastos eléctricos de cable se utilizan ampliamente en las grúas puente. No obstante, se trata de equipos muy versátiles. La principal diferencia que tienen con los polipastos manuales es el sistema de control que, en el caso de los eléctricos, se realiza a través de una botonera de mandos desde donde se dirigen todas las funciones.

.CP-CTA-1124074