Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Esta tendencia también la estamos experimentando en Rofin, lo que nos ha llevado a ampliar nuestra capacidad productiva con una nueva línea de montaje en la factoría de Hamburgo.

Desde la introducción del láser de fibra de alta potencia en 2009 hemos entregado más de 1.000 equipos, con rangos desde los 500 hasta los 8.000 vatios.

A comienzos de 2013 introdujimos en fábrica los principios de Lean Manufacturing, que nos han permitido aumentar la productividad y responder con mayor rapidez a las demandas del mercado. Los equipos láser pueden producirse con o sin opciones adicionales al mismo tiempo y en cualquier tipo de pedido. Esta línea de montaje a medida ha sido la base para futuros crecimientos.

Por otra parte, con el incremento de la capacidad productiva, Rofin también puede responder a la demanda creciente en el segmento del láser de fibra de baja potencia.

El número de puestos de trabajo de ensamblaje ha aumentado en un 30%, lo que ha contribuido a acrecentar las posibilidades de producción y a reducir el tiempo del proceso de fabricación.

Con todo ello, la producción de láser es más flexible y nos permite prepararnos para la llegada de la próxima generación de láser de fibra Rofin, con módulos de mayor potencia.