Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

La planta para vehículos furgón es de tal modo, junto con Audi, Magna, PWO y BMW, uno de los cinco ganadores del estudio comparativo realizado por Automobil Produktion y Agamus Consult. «El núcleo de las "actividades ajustadas" en Vreden está dado por la integración del personal, que abarca hasta la formación de aprendices». Éstas fueron las palabras de elogio dirigidas por el jurado a Michael Timmermann, jefe de taller en representación, durante la entrega de premios realizada a fines de noviembre de 2010 en la ciudad de Ingolstadt.

La planta de Vreden trabaja desde hace unos cinco años aplicando ampliamente tanto los principios como las herramientas Toyota, lo que Schmitz Cargobull denomina como Sistema de Producción Schmitz Cargobull (SPS). Según el juicio emitido por los auditores, la motivación del personal se basa esencialmente en la intensiva formación en los principios y métodos SPS. 850 trabajadores participaron de forma activa en 250 cursos-taller por año, constituyéndose así en una parte efectiva del éxito. Schmitz Cargobull dicta los cursos de SPS ya incluso para los aprendices, quienes de tal modo dominan el manejo de métodos SPS tras concluir su formación.

Hitoshi Takeda, uno de los creadores del principio de producción Toyota, era ya en los años 90 un asiduo visitante de las fábricas de Schmitz Cargobull AG. La dirección de la empresa se había fijado el ambicioso objetivo de aplicar en la fabricación de vehículos industriales pesados el exitoso sistema usado para producir automóviles de turismo. El personal y la gerencia adaptaron en innumerables cursos-taller los cinco pilares del sistema de producción: sincronización de los procesos, estandarización, evitar errores, mejora de las instalaciones de producción y cualificación y formación del personal al sistema de producción propio de Schmitz Cargobull. Las dos plantas principales, Altenberge y Vreden, asumieron el papel de pioneras. «Todo lo que ha demostrado eficacia en el proceso de producción, lo hemos trasladado y aplicado junto con el personal y de forma rápida en todas las demás fábricas», explica Ulrich Schümer, Presidente de la Junta Directiva de Schmitz Cargobull AG.
Schümer, según sus palabras, considera el premio principalmente como un homenaje a la plantilla de la empresa. Porque en el marco del sistema de producción Schmitz Cargobull, «la mejora continua y el desarrollo permanente se viven todos los días». En los últimos años Schmitz Cargobull ha invertido más de 220 millones de euros en tecnología de producción ultramoderna, nuevos procesos industriales y formación permanente del personal. Los clientes, en tanto, se benefician de tiempos de paso breves, tiempos de respuesta rápidos y productos de máxima calidad.

60 empresas se sometieron al jurado

El «Automotive Lean Production Award» se entrega desde el año 2006. A partir de entonces se ha contado en total con la presencia de unas 500 empresas de 14 países europeos. Los candidatos al premio deben dar empleo a más de 250 personas, y por lo menos un 50% de su volumen de negocios debe provenir de la construcción de vehículos/automóviles. 60 compañías se sometieron este año al juicio de los especialistas. El Gerente de Agamus Consult, Werner Geiger, encomió la categoría de los participantes y los ganadores: «Los procesos ajustados» habrían alcanzado un nuevo nivel. Y no solo la fabricación, sino también el desarrollo, la adquisición y el aprovisionamiento parecieran estar imbuidos desde hace tiempo por el tema.

Josef Buddenkotte, Director de Operaciones de Schmitz Cargobull, hizo algunos elogios: «Solo los emplazamientos de producción eficientes cuentan hoy día con una oportunidad en la dura competencia europea. De un emplazamiento como la planta de Vreden, se puede estar orgulloso».