EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Caso práctico en Beadsa: desplazamiento de cargas

  • 01/09/2008, Barcelona

  • El pórtico motorizado es una alternativa eficiente y económica al puente grúa para el movimiento de bultos.
  • Empresa: Selmetron, S.L.

 

EL DESAFÍO

Beadsa cuenta en la actualidad con una nave de 20 m de ancho por 44 m de largo de construcción antigua, lo que significa que la altura libre de la misma es escasa (5,1 m). La instalación de un puente grúa para 4.000 kg que cubra el ancho de la nave era una alternativa costosa y poco eficiente (baja altura libre). Por otra parte, tampoco se deseaba realizar puentes grúas sectoriales, que hubieran supuesto perder la actual condición de nave diáfana.

LA SOLUCIÓN

Beadsa ha adquirido a Selmetron dos pórticos motorizados, uno de 4.000 kg que cubre toda la sección de piezas acabadas o semiacabadas, y otro de 2.000 kg de capacidad para piezas en proceso. El primero de ellos funciona como puente grúa sectorial y se mueve en desplazamientos rectos, mientras que el otro pórtico tiene una ubicación flexible que permite alimentar las diversas máquinas o trasladar las piezas de una sección a otra.

LOS BENEFICIOS

Los dos pórticos de Selmetron tienen en Beadsa la función equivalente a dos puentes grúa, con un coste mucho menor y una alta eficiencia en cuanto a su capacidad de movimiento se refiere. Los controles principales ubicados en un lateral del pórtico, y la activación del movimiento mediante botonera, permiten a un solo operario mover cómodamente incluso las cargas más pesadas. 

Beadsa: compañía especializada en todo tipo de trabajos en calderería, mantenimiento industrial y estructuras metálicas, construyendo piezas que una vez terminadas pueden alcanzar o incluso superar los 4.000 kg de peso.