EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Tecnología RFID (Lockin)

  • Implantación de etiquetas en sus precintos y dispositivos de sellado.

Información detallada del producto Tecnología RFID

¿Cómo funciona? Una etiqueta es un pequeño dispositivo de almacenamiento. Se compone de un microchip que almacena información y una antena, a través del cual la etiqueta envía y recibe información.

La memoria de la etiqueta almacena su propio número de serie y la información del usuario. Cuando la etiqueta entra en el área de registro, esta información es recibida por el lector: un dispositivo especial que puede leer y escribir información en las etiquetas.

Beneficios del RFID en el precinto:

La imposibilidad de acceder físicamente a las etiquetas RFID evita su sustitución, extracción o destrucción. Además, nuestra tecnología permite encapsular etiquetas RFID en el interior de los precintos y dispositivos de sellado, lo que las hace resistentes a los efectos ambientales.

Para leer la información, el lector de RFID no requiere de visibilidad directa de la etiqueta. Para leer los datos de la etiqueta basta con estar (o entrar) en la zona de registro, incluso si se mueve a velocidad bastante elevada.

El lector de código de barras, en cambio, debe estar siempre en condiciones de visibilidad directa con el código, a fin de poder leerlo.

Una etiqueta RFID puede leerse a distancias mucho mayores que un código de barras. Dependiendo del modelo de la etiqueta y del lector, el rango de lectura puede llegar hasta varias decenas de metros.

Gran cantidad de almacenamiento de datos. Una etiqueta RFID puede almacenar muchos más datos que los códigos de barras: hasta 10.000 caracteres.

Soporte para lectura de múltiples etiquetas. Los lectores industriales pueden leer simultáneamente docenas de etiquetas RFID por segundo usando la llamada función anticonflicto. Un lector de código de barras, sin embargo, puede explorar un sólo código al mismo tiempo.

Lectura de los datos en cualquier posición de la etiqueta. La única condición es que la etiqueta debe estar dentro del rango del escáner. Las etiquetas de RFID pasivas tienen una vida útil prácticamente ilimitada.

Alto grado de seguridad. Un único e inalterable número de identificación, asignado a la etiqueta durante el proceso de fabricación, garantiza la protección contra la falsificación. El número de sello puede introducirse en la etiqueta, lo cual además, protege tanto el sello como el almacenamiento.

Micropuntos:

La empresa Lockin mejora constantemente las tecnologías que evitan la apertura, la duplicación y la falsificación de los precintos y dispositivos de sellado producidos. Con el fin de evitar la fabricación de precintos falsificados, así como para obtener un producto único, la empresa Lockin ha desarrollado una tecnología de aplicación de "micropuntos" en sus productos.

¿Qué es y cómo funciona? Los micropuntos son discos de poliéster con un diámetro de 1,2 mm y un espesor de 0,1 mm. La información se aplica sobre los micropuntos de acuerdo a las características del producto que debe ser marcado.

Tamaño de fuente: ancho 10-20 micras, lo que significa que un micropunto puede contener hasta 50 líneas de texto. Las letras están hechas de partículas de plata con unas dimensiones de 0,2-0,5 micras, concentración de 1-3 micras.

En los dispositivos de sellado, los "micropuntos" son encapsulados por un polímero especial patentado que los hace resistentes a los efectos ambientales. La vida útil de los "micropuntos" es de 20 años o más.

Otros productos de esta empresa

.P-CTU-1124096