EL DIRECTORIO INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Sick lanza DOSIC®: el sensor de acero inoxidable compacto para la medición flexible del caudal

  • 04/07/2017, Barcelona

  • Como novedad en la gama de productos, destaca un sensor de caudal que determina el volumen de flujo de los líquidos conductivos y no conductivos en entornos higiénicos y muy exigentes basándose en la tecnología ultrasónica.

 

Solicitar información y/o presupuesto

 

Se ha producido un error y no se ha podido enviar la informaciónNo se ha podido enviar parte de la información.
Por favor, vuelva a intentarlo
Por favor, inténtelo de nuevo

Las soluciones inteligentes para la medición de nivel, temperatura, caudal y presión de la amplia gama de productos y tecnologías de SICK han demostrado su eficacia en cuanto a los altos requisitos de seguridad e higiene de la industria de alimentos y bebidas. Como novedad en la gama de productos, destaca un sensor de caudal que determina el volumen de flujo de los líquidos conductivos y no conductivos en entornos higiénicos y muy exigentes basándose en la tecnología ultrasónica.

Seleccionar el método correcto y el dispositivo adecuado para la medición de caudal significa, generalmente, sopesar los pros y los contras de los diversos sistemas y métodos de medición en lo referente a la necesidad de tiempo y recursos. Precisamente, en la industria de alimentos y bebidas, que siempre está a la búsqueda de una alta seguridad de proceso y estándares de higiene perfectos, es frecuente encontrar una gran variedad de dispositivos de medición diferentes para las distintas áreas de producción. Por este motivo, los instrumentos que supervisan de forma fiable el caudal de chocolate, cerveza, aceite de oliva, agua desmineralizada o leche y que funcionan con la misma precisión, ya sea al medir el caudal de productos de limpieza en instalaciones de CIP y SIP (limpieza y esterilización) o el del agua en circuitos de refrigeración, tienen una gran acogida. Reducen la complejidad y aumentan la productividad. Esta gran diversidad de uso es posible gracias a su sofisticada tecnología ultrasónica.

El sensor de ultrasonido DOSIC® funciona según el concepto de "diferencia en el tiempo de vuelo". Si se envía una seña de ultrasonido en contra de la dirección del flujo, necesita un tiempo de vuelo mayor que la que se emite en la dirección del flujo. La diferencia del tiempo de vuelo de las dos señales de ultrasonido es directamente proporcional a la velocidad media de flujo. El volumen de flujo por unidad de tiempo es el resultado de la velocidad media de flujo multiplicada por la sección transversal del tubo. Con esta medición del tiempo de vuelo, el DOSIC® supone una alternativa, en lo que se refiere a fiabilidad y precisión, a los caudalímetros másicos Coriolis que, generalmente, están asociados a altos costes de inversión. De este modo, puede medirse una amplia gama de líquidos y medios complejos en la producción de alimentos y bebidas, independientemente de sus propiedades.

Durabilidad y seguridad de proceso en entornos higiénicos

Este sensor presenta una construcción robusta y compacta en un diseño higiénico, para garantizar resultados de medición altamente fiables. Al prescindir de todo tipo de elementos móviles en el sensor, se excluyen riesgos potenciales de contaminación en los exigentes entornos higiénicos de la industria alimentaria. A esto se añade, el tubo de medición de acero inoxidable de alta calidad (316L con Ra ≤ 0,8) recto, sin juntas y autovaciante. La carcasa, construida con acero inoxidable de alta calidad, dispone a su vez de la robustez y resistencia necesarias. Por tanto, es evidente que cuenta con la certificación EHEDG y la conformidad FDA. Al mismo tiempo, los medios de limpieza agresivos utilizados durante el funcionamiento en instalaciones CIP y SIP no constituyen ningún problema, ya que no existe contacto entre el sensor y los medios circulantes, y el volumen del caudal se determina sin contacto. Las temperaturas de hasta 143 grados centígrados no suponen ningún problema en procesos SIP durante un tiempo de hasta una hora. Su diseño robusto garantiza una vida útil larga, a la vez que reduce la necesidad de mantenimiento.

Allí donde tecnologías similares de sensores de caudal necesitan mucho espacio a la hora de integrarlas en instalaciones compactas, debido a su gran tamaño, el DOSIC® se muestra modesto y puede usarse incluso en los espacios más estrechos. Dos entradas y salidas digitales configurables y hasta ‑dos salidas analógicas, así como la interfaz IO-Link a la unidad de control de orden superior, garantizan la posición de salida correcta. La tecnología IO-Link reduce la necesidad de cableado y permite controlar y supervisar el sensor completamente, incluso en entornos mecánicos de la Industria 4.0.

Antes del proceso de medición, no es necesario realizar ningún ajuste de parámetros específico. Al cambiar de medio, el sensor ajusta sus parámetros automáticamente como corresponda. Esta solución "Plug & Measure" ahorra la compensación de medios inicial y reduce el esfuerzo de instalación y manejo.

El DOSIC® es un sistema de medición flexible convincente que está disponible en dos tamaños (DN15 y DN25). Además del sensor de caudal DOSIC®, existen otros sensores en la amplia gama de SICK que son ideales para su uso en entornos de aplicación higiénicos. Así, por ejemplo, el convertidor y medidor de presión PHT garantiza la presión constante del líquido en los depósitos intermedios en el embotellado de bebidas gaseosas y también controla la presión de forma precisa con grandes rendimientos operativos al aplicarla en botellas y latas para evitar que se forme espuma. Para la supervisión y medición de presión higiénica, también se ha diseñado el presostato PBS Hygienic. Se usa en máquinas de embotellado específicamente para la medición hidrostática del nivel de los líquidos en los depósitos. El LFP Inox, que se ha desarrollado de forma específica para las elevadas exigencias de la industria de alimentos y bebidas, mide tanto los niveles de llenado como los niveles límite en depósitos intermedios o de máquina. Gracias a su diseño de alta calidad y al gran número de variantes, ofrece los requisitos óptimos para una gran variedad de aplicaciones. Ni siquiera las aplicaciones complejas como, por ejemplo, los líquidos espumosos en el embotellado de leche, suponen un problema para el LFP, gracias al modo "espuma".

La gama de productos de sensores de fluidos de SICK se completa ahora con el DOSIC®, para garantizar la protección fiable de la productividad y la calidad en los exigentes entornos higiénicos de la producción de alimentos y bebidas.

Teléfono
Ver teléfono
Página web
Visitar Web
E-mail
Enviar Mail
Dirección C/ Frederic Mompou, 4B
08960  Sant Just Desvern
Barcelona - ESPAÑA
(Haga click aquí para ver mapa)