EL DIRECTORIO INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

SICK y VW Navarra utilizan técnicas de radiofrecuencia (RFID) para hacer los procesos más eficientes

  • 15/11/2017, Sant Just Desvern (Barcelona)

  • Desde hace unos años, en el mercado automovilístico se puede detectar una alta demanda de productos personalizados con un plazo de entrega relativamente corto, lo que requiere una producción flexible y rápida a la vez.

 

Solicitar información

 

Se ha producido un error y no se ha podido enviar la informaciónNo se ha podido enviar parte de la información.
Por favor, vuelva a intentarlo
Por favor, inténtelo de nuevo

Este ejemplo de seguimiento y localización deja patente cómo puede implementarse la creciente personalización de productos en el contexto de la Industria 4.0.

Track and trace: las cadenas de producción y logística crecen al unísono

Uno de los pilares de la Industria 4.0 es el concepto "Track and Trace" que nace de la necesidad de controlar los procesos de producción de forma continua. La adquisición de datos completos directamente en el vehículo permite identificar un coche personalizado concreto durante todo el proceso de producción hasta su entrega.

Para un proceso de producción en VW Navarra, SICK conjuntamente con VW diseñó y desarrolló un tag que permite la identificación del vehículo mediante RFID. Debido a los diferentes procesos a los que el vehículo está sometido durante su fabricación, el tag es dotado de un alto nivel de resistencia a las altas temperaturas para superar sin problemas los hornos de pintura. La lectura del tag se efectúa mediante el equipo RFU63x de SICK.

Inteligencia en serie

El RFU63x de SICK marca el inicio de una nueva generación de unidades de lectura y escritura RFID en el canal UHF aptas para la industria. Las funciones integradas como el procesamiento y filtrado de datos se encargan de ofrecer un rendimiento de lectura óptimo y estable. El RFU63x puede integrarse de forma sencilla y económica en todas las principales redes industriales gracias a la tecnología 4Dpro de SICK. Usando el sistema de clonación y copia de seguridad, los parámetros pueden transferirse a otros dispositivos mediante una tarjeta de memoria MicroSD, con ello se reduce notablemente el tiempo necesario para la sustitución y configuración de los equipos. Gracias a la señal LED configurable, los usuarios pueden visualizar información adicional, como resultados de lectura y datos de diagnóstico.

Los sensores detectan, directamente en la carrocería del vehículo, los pasos de montaje que deben aplicarse, por lo que resulta imposible confundir o mezclar pasos. Gracias a estos sensores, se garantiza una transparencia completa hasta la entrega. Los pasos de procesamiento en el objeto se actualizan mediante los mencionados tags RFID con capacidad de reescritura. Para ello, la lectura debe ser totalmente fiable, puesto que cualquier error podría provocar errores de dirección, confusiones o tiempos de inactividad. Es en este ámbito donde las tarjetas de datos RFID, que pueden incorporarse a los componentes o incluso integrarse en ellos de forma invisible, se utilizan cada vez más. En la práctica, ofrecen el máximo grado posible de disponibilidad. Por ejemplo, resisten altas temperaturas en una línea de pintura y pueden identificarse con fiabilidad incluso estando cubiertas de pintura.

RFU65x de SICK, la continuación del lector RFID 63x

SICK ha desarrollado el lector RFID RFU65x el cual nos aporta todas las ventajas del RFU63x y además nos permite conocer la dirección y el ángulo en la que se encuentra el tag. En comparación con otros dispositivos, el RFU65x no necesita antenas externas adicionales. Esto no solo ahorra costes, sino que también simplifica y acelera los procesos de aplicación en la logística y en la industria del automóvil.

Menos riesgo y coste más bajo

El uso de este identificador aporta una serie de ventajas para VW Navarra. Comenta Héctor Moreu, Responsable de Sistemas de Producción, Logística, Calidad y Desarrollo en el departamento de Tecnologías de la información: "La tecnología RFID nos permite reducir los errores de lectura, en un proceso productivo donde cada día tenemos más puntos de identificación. Gracias a la lectura precisa de los equipos RFID de SICK se reduce el riesgo de error en cualquiera de las fases de producción y por lo tanto un ahorro en la gestión de los fallos de lectura."

Volkswagen Navarra es una de las 119 fábricas que el Grupo Volkswagen tiene en todo el mundo. Situada en Pamplona, la empresa lleva produciendo el modelo Polo para todo el mundo, de manera ininterrumpida, desde 1984. En 2016 VW Pamplona fabricó 296.800 unidades del Polo. El porcentaje de exportación se sitúa en el 91,5%. El Polo es el único coche hecho en España entre los veinte más vendidos del mundo.

Uno de los ingredientes del longevo éxito de VW Navarra es la capacidad de renovar los procesos y de adaptarse a los nuevos retos que presenta el mercado.

En 2014 VW Navarra fue galardonada con el premio Industrial Excellence Award a la Mejor Fábrica Europea. Fue la primera vez que una fábrica de automoción española consiguió este galardón. VW Navarra es una pieza elemental en la estructura del Grupo Volkswagen, líder europeo de la automoción y número dos a escala mundial. La colaboración entre SICK y VW en esta aplicación demuestra que cuando se juntan dos empresas punteras de tecnología, se consiguen excelentes resultados al servicio de la optimización de procesos.

Teléfono
Ver teléfono
Página web
Visitar Web
E-mail
Enviar Mail
Dirección C/ Frederic Mompou, 4B
08960  Sant Just Desvern
Barcelona - ESPAÑA
(Haga click aquí para ver mapa)