EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Instrumentos Testo presenta el nuevo medidor de la calidad del aceite de cocinar testo 270

  • 16/10/2009, Cabrils (Barcelona)

  • La practicidad es la característica más destacable del nuevo medidor de la calidad del aceite de cocinar testo 270.

 

La calidad y el uso óptimo del aceite de cocinar dependen de la medición exacta de los TPM (Total Polar Materials [Componentes Polares Totales]); gracias a la sencillez de uso del nuevo testo 270, Vd. tiene la absoluta certeza que las mediciones son extremadamente precisas.

La practicidad es la característica más destacable del nuevo medidor de la calidad del aceite de cocinar testo 270: la función de reconocimiento automático del valor estable avisa mediante una señal acústica tras aproximadamente 20 segundos, mostrando en el visualizador retroiluminado el porcentaje del contenido de TPM del aceite; y también en el visualizador se indica el estado del aceite mediante una barra de LEDs de colores, que cambia entre verde (estado óptimo), amarillo (usado pero aprovechable) y rojo (degradado). Para adaptarse a los requisitos individuales de calidad, el usuario puede configurar los valores límite a su conveniencia.

Además, aparte de la medición de TPM, el testo 270 también avisa si la temperatura del aceite sobrepasa los 190 °C.

Mediciones seguras a largo plazo

El testo 270 se puede ajustar in situ mediante un aceite de referencia cuyo contenido en TPM se conoce de antemano exactamente o bien realizar una calibración en nuestro laboratorio emitiendo un certificado del mismo.

El valor inicial de TPM se puede determinar fácilmente con el testo 270. Vd. puede, por ejemplo, efectuar un test rápido cuando se cambia el aceite.

Una gran ventaja del nuevo medidor de aceite testo es que su sensor se ha diseñado pensando en poder medir también en niveles bajos de aceite, por ejemplo, en sartenes.

El sensor se ha incrustado en un marco metálico y se ha protegido con una lámina que también facilita la limpieza. La caja del testo 270 es al mismo tiempo resistente, ergonómica y estanca si se usa el TopSafe, funda de protección extraíble y lavable en el lavavajillas, que puede incorporar un asa para agarrar el instrumento con firmeza.

Su elevada exactitud, su resistente diseño y su fácil manejo hacen del testo 270 un instrumento apreciado por su utilidad en aquellos negocios donde se producen frituras, donde se deben mantener unos altos niveles de calidad y donde el ahorro de aceite y su máximo aprovechamiento es el objetivo prioritario.