EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

TomTom Telematics: Por qué el aumento de los seguros basados en uso es una buena noticia para los propietarios de flotas

  • 27/06/2016, Barcelona

  • La tecnología telemática está dando lugar a nuevos modelos de negocio en el sector de los seguros que podrían conducir a grandes ahorros de costes para los propietarios de flotas, comenta Thomas Becher, de TomTom Telematics.

 

Solicitar información y/o presupuesto

 

Se ha producido un error y no se ha podido enviar la informaciónNo se ha podido enviar parte de la información.
Por favor, vuelva a intentarlo
Por favor, inténtelo de nuevo

Todos sabemos que las primas de seguros suponen un peso importante para los propietarios de flotas. La buena noticia es que, al permitir a las aseguradoras acceder a los datos telemáticos de los vehículos, las empresas podrían tener más control sobre estos costes en su flota, ya esté compuesta por utilitarios o por camiones de gran tonelaje.

Los seguros basados en uso están aumentando y están empezando a captar el interés de las industrias del coche conectado y de la telemática. Combinando ambas tecnologías y permitiendo a las aseguradoras acceder a algunos elementos clave de los datos que se producen, las compañías de seguros pueden calcular de forma más individualizada el riesgo de cada perfil y, por tanto, proporcionar primas más atractivas. Para el usuario final es un argumento a su favor, para el propietario de flotas podría suponer ahorros muy importantes.

Mientras que las compañías de seguros ya utilizan perfiles de riesgo en el mercado de consumo para crear pólizas hechas a medida (más baratas) para los propietarios de automóviles, los datos son aún genéricos. La disponibilidad de datos de conducción mejorada - tales como dónde, cuándo y cómo se conduce el vehículo - permite hacer ofertas más individuales. Esto significa que el cliente sólo paga en función de cómo conduce, en lugar pagar de acuerdo a la media según su perfil.

En lo seguros para flotas, las primas se calculan habitualmente utilizando el historial completo de la flota. Esto significa que la tecnología telemática puede ser usada no sólo para medir el estilo de conducción con el fin de calcular la póliza individual, sino también para ayudar a los conductores profesionales a mejorar y a mostrar al gestor de la flota - en algunos casos junto con el agente de seguros o con un gestor especializado en riesgo - el riesgo real de la flota completa. Al ayudar a cada uno de los conductores a mejorar - por ejemplo identificando a los conductores que peor lo hacen y ofreciéndoles formación al respecto - los gestores de flotas pueden reducir la media de riesgo y de reclamaciones de su flota, reduciendo finalmente los costes de seguros.

Los beneficios para ambas partes no terminan aquí. Hay un elemento que también es clave: la salud y la seguridad. Si un conductor tiene un accidente, el asegurador puede obtener datos rápidamente del mismo, como el lugar y la localización, el tipo de vehículo e incluso el tipo de combustible. Esto no solo ayuda a acelerar el proceso de reclamación al seguro, sino que también ayuda a los servicios de emergencia a responder de forma más rápida y eficiente a los accidentes.

Dónde nos encontramos ahora

En algunos mercados este sistema es una realidad. En el Reino Unido, por ejemplo, ya hay bastantes compañías que lo usan para ayudar a los conductores jóvenes a reducir sus primas de seguro. En Italia, este tipo de opciones ya llevan tiempo en el mercado, debido sobre todo a razones históricas, ya que el robo de vehículos ha sido siempre un problema importante, por lo que los vehículos ya están equipados con sistemas telemáticos de rastreo.

Sin embargo, y pese a que existen algunos programas piloto en otras regiones, los seguros basados en uso no alcanzarán el mercado masivo europeo en, al menos, dos o tres años. Aun así, hay un enorme interés en desarrollar el mercado rápidamente, ya que el impacto para las empresas y aseguradoras puede ser sustancial.

Cómo se presenta el futuro

Debido a que la infraestructura para permitir que esto suceda no está totalmente instaurada, uno de los retos para su adopción generalizada es hacer el modelo de negocio tan atractivo como sea posible. Actualmente, las aseguradoras pagan para que se instalen sistemas telemáticos en los vehículos, así como por la transferencia de datos. Esto hace el proceso caro, a no ser que suponga ahorros significativos - como por ejemplo en el caso de los jóvenes conductores en Reino Unido.

Aquí es donde el aumento del vehículo conectado tendrá un fuerte impacto. Con el creciente número de coches que ya incorporan cajas telemáticas, podemos atisbar una situación donde se realizan usos distintos de los datos que provienen de esos sistemas y donde los usuarios pueden seleccionar simplemente que esos datos puedan ser utilizados o no por su compañía de seguros.

También es necesario un proceso de educación, donde la industria necesita saber más sobre los datos de los vehículos - desde qué datos se producen hasta cómo pueden ser utilizados en beneficio del conductor y de su empresa. De nuevo, el aumento de coches conectados será básico. Aunque todavía quede mucho tiempo para que todos los vehículos estén conectados, una vez que el mercado vea los beneficios que puede aportar compartir estos datos, se presionará para que estos servicios estén disponibles para todos los vehículos.

Los concesionarios pueden equipar vehículos con accesorios de este tipo, la pregunta es quién lo subvenciona. Compartir los datos que provengan de estas unidades podría ser una solución para conectar los vehículos que aún no cuentan con esta opción. Si los concesionarios pudieran cubrir el coste de instalar las cajas telemáticas porque la información que reciben de los vehículos les fuese útil, esto podría reducir aún más el coste para las aseguradoras.

Compartir datos es vital

¿Pero por qué harían esto? Los concesionarios podrían acceder al estado del motor y la información de mantenimiento si el usuario lo autoriza. Cuando los talleres o centros de servicio conocen con antelación cualquier problema potencial con los vehículos, pueden proporcionar un mejor mantenimiento. Al usar los datos para predecir los posibles problemas pueden estar mejor preparados para ofrecer el servicio adecuado en el momento adecuado a sus clientes.

Los seguros basados en uso pueden revolucionar el mercado de las compañías aseguradoras, aunque aún estemos en una fase temprana de esta tecnología. Una vez que el modelo esté claro y las aseguradoras estén capacitadas para manejar los datos, para aquellas empresas que ya tengan instaladas soluciones telemáticas en sus vehículos sería un proceso muy simple seleccionar qué datos quieren compartir con su compañía de seguros.

Según la conectividad crezca y vayamos entendiendo cómo elegir y compartir la información y los datos, nacerán nuevos modelos de negocio que aportarán grandes beneficios a los clientes. El mundo de los seguros ya está viendo cómo aprovecharlo.

Teléfono
Ver teléfono
Página web
Visitar Web
E-mail
Enviar Mail
Dirección Avda. Diagonal, 534 5º2ª
08006  Barcelona
ESPAÑA
(Haga click aquí para ver mapa)