Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Las empresas madrileñas pierden más de 141 millones de euros al año debido al tráfico, según un estudio realizado por TomTom.

El informe anual TomTom Traffic Index Report muestra que el tráfico en Madrid se ha incrementado alrededor del 23%. Esto supone una pérdida de tiempo en carretera de 25 minutos al día, lo que se traduce en 1,14 euros al día para cada uno de los 538591 vehículos comerciales que circulan en la comunidad. De esta forma, se calculan pérdidas de más de 141 millones de euros en tiempo debido a los atascos de tráfico, considerando el salario mínimo interprofesional.

Heike de la Horra, director comercial de TomTom Telematics Iberia, afirma que "los atascos son algo a lo que nos hemos acostumbrado, pero es un problema que cuesta tiempo, dinero y salud y que no tiene visos de cambiar".

"De hecho, en Madrid, la congestión de tráfico se ha incrementado en un 2% en los últimos ocho años, convirtiendo a esta ciudad en la segunda más congestionada en España, solo por detrás de Barcelona. Hay una necesidad clara de reducir al máximo los problemas de tráfico", señala De la Horra.

El informe también ha encontrado que los días con más atascos son los martes entre las 8:00h y las 9:00h de la mañana, así como los viernes de 15:00h a 16:00h de la tarde, momentos en los que el tráfico aumenta hasta un 50%.

"Las empresas que confían en una fuerza de trabajo móvil saben que su éxito depende de optimizar el tiempo que puede facturarse. Los atascos pueden propiciar que el trabajador no llegue a tiempo a su destino, lo que lleva a la insatisfacción del cliente", continúa Heike de la Horra.

"Nuestras soluciones telemáticas -añade el directivo de TomTom Telematics Iberica- pueden ayudar a las empresas a eliminar estos problemas, ya que permiten elegir las mejores rutas, evitando atascos debido a la información histórica y en tiempo real del estado del tráfico. Al disponer de una plataforma que monitoriza en tiempo real los problemas de tráfico, la proximidad de los trabajadores a su punto de destino y los tiempos estimados de llegada reales, los gestores de flotas pueden gestionar sus vehículos de forma más eficiente e inteligente".