Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Uno de los ingredientes más cruciales en la industria de la manutención es el transporte seguro de productos empaquetados desde el origen hasta el destino. Los operadores logísticos de una gran variedad de industrias tienen que confiar en que sus productos llegarán en las mejores condiciones posibles para minimizar retrasos y garantizar la satisfacción del cliente.

Para facilitar el transporte seguro de productos empaquetados, Abzac Romania produce accesorios de cartón adecuados para una amplia gama de aplicaciones. Fundada en 1928, Abzac Romania hace uso de sus conocimientos especializados y su experiencia de décadas y lleva a cabo una investigación continua para desarrollar soluciones específicas para cada una de las industrias de las que se ocupa la compañía, ajustando sus productos a la aplicación requerida.

Uno de los productos básicos principales de la oferta de Abzac Romania es el cartón de refuerzo, que protege y refuerza los paquetes por medio de la resistencia que se confiere alrededor de sus bordes. El sencillo diseño y la robustez de los cartones de refuerzo permiten su utilización en diversas industrias, incluyendo las industrias de la madera, la alimentación, la farmacéutica y la de aviación.

La compañía produce también innovadores tubos de cartón, que se pueden utilizar en las industrias del papel, plástico, productos textiles, etiquetas y adhesivos o construcción. Se diseñan para satisfacer las necesidades específicas de los clientes, que pueden ser resistencia al aplastamiento, carga dinámica y vibración, compresión radial, materiales rígidos o maleables.

Todas las soluciones que produce Abzac Romania empiezan en forma de bobinas de cartón de grandes dimensiones, que se entregan en su almacén en Ploiesti, Rumanía. La compañía maneja entre 20-25 bobinas de cartón al día, trabajando en dos turnos entre las 07:00 y las 24:00. Para mantener su alta productividad, Abzac Rumania necesitaba una solución de manutención que pudiera maximizar su aplicación de trabajo intensivo. La eficiencia del operario y de los equipos era también una preocupación clave, así como mantener un tiempo de inactividad mínimo de los equipos de manutención.