Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

El prototipo, con un rango de movimiento de 1,2 m y una carga máxima de 10 kg, ha sido certificado de acuerdo con la especificación técnica ISO TS15066.

El HC10 garantiza la seguridad requerida al estar en contacto directo con el operador gracias a un sofisticado sensor de fuerza, lo que permite la interacción flexible entre el brazo del robot y su entorno. El Motoman HC10 no requiere medidas de protección adicionales, por ejemplo, vallado de protección, lo cual ahorra espacio y gastos. La instalación es extremadamente flexible y adecuada para una amplia gama de estaciones de trabajo.

Además de los aspectos de seguridad, el foco principal en el diseño del nuevo HC10 radica en su funcionamiento especialmente fácil de usar. La programación se puede realizar en modo "Easy Teaching", con la función manual "Smart Hub". El brazo del robot ha sido diseñado para evitar zonas de colisión. Y si el robot se debe parar al entrar en contacto, puede ser reactivado directamente desde el propio manipulador. El nuevo producto es compatible con todos los robots Motoman y cuenta con todos los beneficios conocidos en materia de control y hardware. La colocación de los cables y el cableado interno, por ejemplo, garantizan un alto grado de fiabilidad y bajos contornos de interferencia.