Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Todas las cadenas de suministro deben gestionar la trazabilidad del producto manipulado, con el objetivo claro de aumentar la seguridad y el control sobre el producto. Ahora, también el sector de juguetes debe cumplir con la actualización de su normativa europea, directiva 2009/48/CE, que le obliga a obtener la trazabilidad total de la mercancía mediante la identificación por lotes.

La entrada en vigor de la directiva europea es el próximo 20 de junio, aunque las sanciones por incumplimiento no se establecerán en los distintos estados miembros hasta el mes de julio. A partir de la fecha, el correcto etiquetado de productos se convierte en una necesidad en todos los centros de producción y distribución de Europa. Los fabricantes deben identificar los juguetes con número de lote, por su parte, los importadores deben garantizar que el fabricante ha incluido el número de lote y, finalmente, los distribuidores tienen que garantizar que el fabricante y el importador cumplen con los requisitos respecto al número de lote.

Desde el punto de vista de la producción, la trazabilidad basada en el lote asocia al lote fabricado todos los productos y lotes empleados durante el proceso. Posteriormente, durante su embalaje, se procede a la agregación de unidades en paquetes, cajas y palés debidamente identificados. La nueva directiva de identificación en el sector juguetes lo que demanda es la trazabilidad por lotes, ya que éstos ofrecen información sobre la producción, para toda Europa.

Según Zetes, la aplicación práctica de la trazabilidad requiere del uso de diferentes tecnologías de identificación automática como el código de barras o la RFID. Sin olvidar el apoyo que ofrecen las soluciones de picking por voz y validación por visión. Además, los enlaces inalámbricos han permitido llevar esta tecnología al puesto de trabajo, soportando la movilidad requerida en muchos de los procesos de identificación. La interconectividad mediante redes compartidas, enlaces en tiempo real, sistemas en la nube, etc. ha sumado para poder disponer actualmente de soluciones de trazabilidad global donde los distintos participantes en la cadena de suministro pueden compartir los datos y agregar los suyos propios que pueden ser consultados por todos los participantes en la cadena de suministro

La directiva pretende aumentar la seguridad y tener un seguimiento real del juguete a lo largo de toda la cadena de suministro. Con esta normativa, los fabricantes son directamente responsables de la seguridad de sus juguetes, pero también lo son los importadores de los juguetes y los distribuidores que deben velar porque cada lote de producto esté correctamente identificado.