EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Filtro autolimpiante sencillo (Mahle Ako)

  • Garantizan la calidad requerida del agua de proceso en todas las condiciones de uso.


Solicitar información y/o presupuesto

 

Se ha producido un error y no se ha podido enviar la informaciónNo se ha podido enviar parte de la información.
Por favor, vuelva a intentarlo
Por favor, inténtelo de nuevo

Información detallada del producto Filtro autolimpiante sencillo

Los procesos industriales deben ser seguros y respetuosos con el medio ambiente. Por ello, una filtración económica y ecológicamente útil de aguas residuales y aguas de proceso es un componente importante del proceso industrial.

Los filtros Mahle Ako, distribuidos en España por Mabeconta, garantizan la calidad requerida del agua de proceso en todas las condiciones de uso. Estos filtros también son válidos para agua de refrigeración o agua de servicio. Son además una solución correcta para aguas residuales, aguas fluviales, aguas superficiales o aguas marinas. Durante el proceso de autolimpieza no se interrumpe el normal proceso de filtrado.

FILTROS AUTOLIMPIANTES SENCILLOS-TECNOLOGÍA INTELIGENTE

Filtración
El medio que va a filtrarse fluye por la conexión de entrada (1) a la carcasa del filtro y al elemento filtrante (2) abierto por abajo. Éste está compuesto por un cuerpo base cilíndrico, mediante el cual está tensado el cilindro de tejido plisado con la finura de filtro especificada. Por fuera, un cilindro de chapa perforada soporta el cilindro de tejido. El elemento filtrante es atravesado por la corriente desde dentro hacia fuera, acumulándose las partículas de suciedad en el lado interior del tejido del filtro.

El medio depurado sale por la conexión de salida (3) fuera de la carcasa del filtro. Al aumentar la suciedad en el tejido del filtro, aumenta la diferencia entre la presión de entrada (lado sucio) y la presión de salida (lado limpio). Ésta se mide mediante transmisores de presión en la entrada y salida y se proporciona a la unidad de control del filtro. El módulo SPS allí instalado activa automáticamente el enjuague en contracorriente a una diferencia de presión o intervalo de tiempo determinados.

Enjuague en contracorriente
Para un enjuague en contracorriente eficaz se necesita una sobrepresión operativa en el lado de salida (lado limpio) del filtro. La magnitud de la sobrepresión operativa depende del medio que va a filtrarse y de la finura del filtro. Para el enjuague en contracorriente se pone en funcionamiento el motor reductor (4) montado sobre el filtro y se abre la válvula de enjuague (5). El motor gira la tobera de enjuague (6) colocada en el elemento filtrante que se conduce por toda la superficie de filtro del elemento filtrante. Debido a la diferencia entre la sobrepresión operativa en la salida del filtro (lado limpio) y la presión atmosférica en la conducción de enjuague, ahora fluye una cantidad reducida de medio ya filtrado en el sentido inverso con una gran velocidad de flujo, a través del tejido de filtro, a la hendidura vertical de la tobera (7). En este caso, se sueltan las partículas de suciedad del tejido del filtro y se evacúan con el líquido de enjuague en contracorriente a través de la conducción de enjuague. Una vez que la tobera de enjuague ha girado aprox. 400°, se cierra la válvula y se detiene el motor. El enjuague en contracorriente finaliza tras unos pocos segundos. En cada caso sólo se limpia la parte del elemento filtrante cubierta por la tobera de enjuague. La superficie de filtro restante sigue estando disponible para la filtración. Así, se garantiza un proceso de filtrado continuo.

Productos relacionados con Filtro autolimpiante sencillo
Otros productos de esta empresa

.P-CTA-930409747