Cómo gestionar la compra de carretillas elevadoras nuevas

La decisión de renovar los equipos del almacén y sustituirlos por carretillas elevadoras nuevas suele venir motivada por tres razones principales:

  • Se busca una ampliación de la flota de la empresa para afrontar nuevas tareas o porque ha habido una extensión del almacén.
  • Las carretillas, transpaletas o apiladores se deterioran, por lo que la obsolescencia hace que sea necesaria su sustitución. Una mejora tecnológica relevante también puede acelerar el proceso de compra de nuevos equipos.
  • Los costes totales relacionados con los sistemas de manutención han aumentado por lo que ha llegado el momento de renovar las carretillas para ganar en productividad, ahorrar gastos y mejorar el servicio.

Sin embargo, tener los presupuestos preparados es solo el inicio de un proceso de compras que entraña distintos pasos:

 

1. Definir las necesidades y la carga de trabajo estimada

Tanto en la sustitución de las carretillas elevadoras como en una nueva compra, lo más importante es identificar las necesidades y calcular el rendimiento que queremos sacarle a la máquina. Para ello, necesitamos la siguiente información:

  • Horas de uso previstas para la carretilla elevadora nueva o transpaleta.
  • Las condiciones ambientales en que va a trabajar la máquina: en el almacén, en exteriores…
  • El tipo de carretilla elevadora más adecuado para las tareas por realizar: transpaleta, toro mecánico, apilador, recogepedidos…
  • El combustible que utiliza y cuánto gasta, además del mantenimiento requerido. Estos datos serán cruciales como parte de los costes de mantenimiento de la carretilla elevadora nueva.
  • Normativa relacionada que afecte a la carretilla y que hay que cumplir.
  • Necesidades específicas de formación de carretilleros si se da el caso.

momento idóneo para comprar una carretilla elevadora

 

2. Encontrar proveedores de confianza

Tras determinar con el equipo de logística la máquina necesaria, el siguiente paso recae de lleno en el departamento de compras. Se trata de empezar la labor de investigación de proveedores que puedan ofrecer un producto a la altura de las necesidades.

Para elegir la mejor oferta en función del precio, calidad y disponibilidad pueden utilizarse distintas vías de consulta. En especial en el mundo B2B, las ferias sectoriales han sido tradicionalmente punto de encuentro entre proveedores y compradores.

Sin embargo, hay que destacar que internet ha facilitado mucho esta tarea y el proceso de recopilar información se ha simplificado y ciertamente acelerado. En este sentido, los Marketplaces industriales como Logismarket:

  • Agrupan a proveedores altamente especializados en un mismo portal. Con un simple vistazo online pueden lanzarse peticiones a cada fabricante de la maquinaria que más interese.
  • Facilitan la información inicial de cada equipo: imágenes, ficha técnica, precios en algunos casos y los datos de contacto con la empresa para pedir presupuestos de forma muy ágil.

Calcular carga de trabajo de una carretilla elevadora nueva

3. Puntos de negociación con los proveedores de equipos de almacén

 

Formas de financiación de la compra y ‘Planes Renove’

Una cuestión importante que debatir con los distintos proveedores es comentar las opciones de financiación de la compra. Por ello, la propuesta de los fabricantes tiene que incluir los presupuestos detallados especificando si se trata de un alquiler, renting, compra o leasing de carretillas elevadoras nuevas.

Además, las marcas suelen contar con Planes Renove especialmente pensados para casos de compra de la flota del almacén. Al entregar las carretillas usadas, la empresa consigue ventajas comerciales respecto a la nueva adquisición.

 

Periodo de prueba, garantía y mantenimiento

Los trabajadores aprenden a manejar la carretilla elevadora nuevaTras una selección de las ofertas que más interesan, es recomendable probar las carretillas antes de decidir la compra e involucrar a la persona que va a utilizar la máquina. Además, generalmente las marcas facilitan un periodo de prueba adicional para usar las propias carretillas en el entorno real de trabajo y así comprobar su rendimiento y adaptación al almacén.

En cuanto a la negociación del contrato, es importante tener claras las condiciones de garantía y de mantenimiento que conlleva la compra de las nuevas carretillas. Esto evitará sorpresas futuras y garantizará una correcta planificación de revisiones periódicas.

 

4. Seguro y matriculación de las carretillas

Ya que estamos hablando de carretillas elevadoras en particular, hay que destacar la puntualización de que algunos de estos vehículos requieren de matriculación y, por tanto, de un seguro de responsabilidad civil que los cubra cuando operan en exteriores.

Resumimos así el escenario que usualmente se plantea ante una la renovación de la flota de sistemas de manutención del almacén. Sin duda es un momento crucial para el funcionamiento de la logística de cualquier empresa. Ya sabes, en Logismarket puedes identificar los principales proveedores de carretillas rápidamente y poder solicitar información adicional sobre sus productos.

Deja un comentario

diez + 16 =