¿Cuáles son las diferencias entre una transpaleta y un apilador?

A la hora de equipar un almacén, existen distintos tipos de equipos de manutención: transpaleta, carretilla elevadora, apiladores, recogepedidos… Incluso dentro de cada categoría encontramos variantes de las mismas máquinas con características especiales y, además, para cada una hay diferentes marcas y modelos.

¿Cómo elegir entre tanta variedad de máquinas para el almacén? En Logismarket queremos resolver tus dudas y en el post de hoy analizamos las principales diferencias entre transpaletas y apiladores. ¡Empezamos!

 

Usos de la transpaleta manual o eléctrica

Transpaleta manual en el almacénLas transpaletas manuales son un equipo de manutención que permite transportar la mercancía paletizada sirviéndose de una doble horquilla, tres ruedas y un mango. Este permite guiar la máquina y frenar su avance. La elevación del palet se realiza de forma manual accionando el agarre conectado a un sistema hidráulico.

Generalmente, las transpaletas manuales soportan una carga máxima de 3500 kg (aunque esto depende de los modelos). Son ideales para transportar palets a lo largo y ancho del almacén, pero no permiten elevar la carga a grandes alturas, a pesar de que las haya especiales como las transpaletas de tijera (su alcance de elevación es de 800 mm).

Existen modelos de transpaletas eléctricas que sustituyen la fuerza manual por un sistema automático, lo que facilita el transporte de palets en el almacén y descarga de trabajo físico al empleado. En nuestro post sobre ventajas y desventajas de las transpaletas eléctricas y manuales ahondamos en las características de ambos tipos.

El precio de una transpaleta puede ir desde 200 a 2000 euros dependiendo del tipo, modelo y marca. No obstante, la elección de una transpaleta debe basarse en más criterios que el simple precio.

 

Características del apilador

Apilador eléctrico en el almacénFrente a la transpaleta clásica encontramos los apiladores, que también forman parte de los vehículos de transporte que más se emplean en el almacén. Visualmente, la gran diferencia entre transpaleta y apilador son los mástiles del segundo, ideados para levantar pesos que varían de los 1000 a los 2000 kg.

Los apiladores son capaces de elevar la mercancía paletizada varios metros de altura (hasta 12 metros). Esto facilita la colocación de los palets en las estanterías y la ejecución del apilamiento de los mismos para su transporte o almacenamiento.

Dentro de esta categoría encontramos apiladores manuales y eléctricos al igual que ocurre con las transpaletas. Además, hay tipos de apiladores eléctricos diferentes según la forma en que el trabajador los pueda operar. De esta forma, existen los apiladores:

  • Apiladores con plataforma: deben ser arrastrados por el trabajador.
  • Apiladores de conductor a pie: incorporan un soporte para que el operario pueda subirse a ellos.
  • Apiladores de conductor sentado: cuentan con un asiento para el conductor.

El precio de un apilador puede ir desde 500 a 5000 euros dependiendo del tipo, modelo y marca.

 

Principales diferencias entre una transpaleta y un apilador

Entonces, ¿cuándo elegir una transpaleta o un apilador? En general:

  • Los apiladores están pensados para alzar palets a una altura mayor que la transpaleta. Por ello, son muy útiles si el almacén está organizado en estanterías a diferentes alturas o si los palets se deben transportar o almacenar apilados.
  • El apilador es ideal para almacenes con pasillos estrechos.
  • La transpaleta está pensada para trasladar mercancías a bajo nivel.
  • Las transpaletas, sobre todo las eléctricas, son capaces de recorrer largas distancias a una velocidad mayor que los apiladores.

 

Si estás buscando comparar modelos y marcas de apiladores o de transpaletas, no dudes en hacerlo en Logismarket: podrás solicitar más información de forma fácil y rápida.

 

Deja un comentario

dos × 5 =