Reparación de carretillas elevadoras: cómo actuar ante una avería

La resolución de incidencias en la cadena de suministro forma parte del trabajo diario en la gestión de almacenes. A pesar de que la gestión de riesgos en la planificación logística trate de adelantarse a las trabas que puedan surgir, nadie está exento de sufrir contratiempos inesperados en cualquier ámbito relacionado con la actividad del almacén. En cuanto a la distribución y manipulación de mercancías, uno de los riesgos más delicados con el que lidiar son las averías y la reparación de carretillas elevadoras y demás vehículos que se utilizan en el almacén.

¿Es siempre la reparación de carretillas elevadoras la mejor opción? ¿Cómo se puede evaluar si conviene acometerla o no? Analicemos cómo actuar ante esta situación.

 

Reparación de carretillas elevadoras: ¿cómo actuar ante una avería?

Tener parada una carretilla en el almacén puede arruinar la actividad logística ocasionando retrasos en la preparación y recepción de pedidos. Para minimizar este impacto y los costes añadidos que puede suponer, la velocidad de reacción ante una avería es esencial:

 

1. Inmovilizar la carretilla

Por cuestiones de seguridad, la carretilla elevadora que ha registrado un problema debe permanecer inmovilizada con la llave quitada. La guía de buenas prácticas emitida por el Instituto Nacional de seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) añade que hay que señalizar el estado con una nota que refleje “carretilla en reparación” o “carretilla temporalmente fuera de uso”.

 

2. Dar el aviso al servicio técnico del fabricante

Las carretillas elevadoras y demás vehículos de almacén no requieren pasar la Inspección Técnica de Vehículos, por lo que el mantenimiento y la reparación varían en función de los fabricantes. Es por ello importante contactar con el servicio técnico del fabricante, ya que será el propio equipo de mecánicos evaluará el daño y determinará si está cubierto por la garantía de la máquina o no.

 

3. Identificar la avería en la carretilla elevadora

Cambiar rueda carretilla elevadoraConviene dejar en manos del equipo técnico la evaluación del problema que ha paralizado la máquina. La información que necesitamos antes de tomar una decisión sobre la viabilidad de la reparación de la carretilla elevadora es:

  • Dónde se encuentra la avería y la gravedad de la misma.
  • Cuánto tiempo tiene que estar parada y cómo se van a suplir sus funciones durante la reparación de la carretilla elevadora (¿el fabricante provee una caretilla sustituta?).
  • El coste que va a suponer arreglarla y si está cubierto por la garantía de la máquina o el servicio de mantenimiento contratado.

 

4. Revisar el estado general de la carretilla y la carga de trabajo que asume

La decisión final de reparar la carretilla elevadora o buscar un remplazo depende también del estado general de la máquina y del trabajo que asume: ¿cuántas horas se usa la carretilla y cuántos años tiene? ¿Es una carretilla de segunda mano? ¿Cuál es el historial de mantenimiento de la misma?

Cabe destacar que muchas marcas de carretillas elevadoras ofrecen Planes renove especiales para equipar el almacén con nuevos vehículos y sustituir los antiguos. Esto puede ser una gran oportunidad para renovar la parte de la flota del almacén que acumule más años de uso.

 

5. Reforzar el mantenimiento preventivo en las carretillas elevadoras

La misma guía de buenas prácticas emitida por el INSHT marca como recomendación la realización de mantenimiento preventivo en todos los vehículos que se utilizan en el almacén. El objetivo final es evitar incidentes relacionados con averías y lo que ello supone y, por supuesto, preservar la seguridad del personal que trabaja con ellas.

Por ello, a la hora de comprar nuevas carretillas elevadoras es de vital importancia tener en cuenta el mantenimiento que requieren y negociar con los proveedores:

  • La periodicidad de las revisiones.
  • El tiempo de reacción exigido ante un incidente.
  • Asegurarse de que la disponibilidad de recambios y piezas esté garantizada para los modelos adquiridos.

 

 

Deja un comentario

11 − 8 =