Servicio de transporte de mercancías: modalidades de contratación

Decidir entre las distintas modalidades de contratación del servicio de transporte de mercancías es una cuestión no tan simple como parece. Todo servicio de transporte dependerá de dos variables: la carga y la ruta que va a seguir. El tiempo de envío como tercer factor irá en función de los dos elementos anteriores. En torno a estos componentes encontramos conceptos como grupaje, línea regular, línea bajo demanda, paquetería… A menudo se presentan mezclados y con bordes poco delimitados.

En este post tratamos de esclarecer a qué hace referencia cada concepto y cómo se relacionan unos con otros. ¿Empezamos?

 

1. Modos de contratación de servicios de transporte de mercancías terrestre

Principalmente, existen dos modos de contratación:

 

icono de un camión para el transporte terrestre– Carga completa (Full Truckload Shipping, FTL)

Es el servicio de transporte de mercancías que los operadores ofrecen a cargadores que son capaces de completar un vehículo entero. Es un servicio “puerta a puerta”, puesto que recoge la mercancía en un punto y la entrega en otro fijado por el remitente.

En este caso, la ruta y condiciones son negociables con la agencia de transporte, que puede acoplarse a las necesidades del emisor de la mercancía, ya que moviliza los vehículos solo para él. Por ello, formaría parte de un servicio libre o bajo demanda.

 

– Carga fraccionada (Less than Truckload Shipping, LTL)

Se utiliza para el transporte de cargas medias y pequeñas. Es una de las modalidades de contratación de servicio de transporte más empleada, ya que es ideal para aquellas empresas cuyas cargas no llegan a ocupar un vehículo completo. En este caso, el proveedor de transporte aglutina mercancía de distintas empresas y las junta en un mismo envío. Con ello consigue, por un lado, aprovechar el espacio de sus camiones y, por otro, ofrecer mejores tarifas a los cargadores.

Por ello, el transporte en carga fraccionada se ofrece en línea regular, es decir, cuenta con unas rutas preestablecidas a las que la empresa tiene que amoldarse.

A nivel de preparación de la carga, existen modalidades específicas como:

  • Grupaje nacional o grupaje internacional: este sistema concentra cargas debidamente unitarizadas según las condiciones de la agencia de transporte. Suelen ser cargas medias preparadas en palets.
  • Paquetería: este tipo de servicio incluye paquetes individuales, suelen ser cargas pequeñas en comparación con el anterior.

 

2. Contrato de servicios de transporte marítimo

En el ámbito del servicio de transporte marítimo está muy extendido el uso de la línea regular (liner) y la navegación libre o bajo demanda (buques tramp) a la hora de contratar el envío de mercancía por barco.

En la siguiente tabla podemos apreciar las diferencias entre un tipo y el otro:

Línea regular Navegación libre o bajo demanda
Rutas fijas y repetitivas. El cargador debe adaptarse a una capacidad de carga definida y a unas escalas programadas. Es posible planificar el viaje de cada buque y los puertos cambian en cada uno de ellos, ya que están en función de las necesidades del cargador.
Fechas preestablecidas. Cumplen con el tiempo marcado entre punto y punto de forma aproximada. La ruta de un buque “tramp” no suele repetir itinerarios previstos, sino que se planifica ad hoc.
Tarifas de fletes estables. Son establecidas por la línea y públicas, se aplican a todos los usuarios por igual llevando carga similar. El flete se negocia entre el remitente y el naviero dependiendo de las cargas y del tipo de viaje.
Mercancías heterogéneas de distintos cargadores que comparten el espacio. Cargamentos que ocupan la totalidad del buque. Mercancía suelta (no embalada) de bajo valor y que generalmente conecta un emisor con un receptor.

 

3. Contratación de servicios de transporte de mercancías ferroviario

Icono de transporte ferroviarioLa contratación del servicio de transporte ferroviario se suele realizar a través de un operador de transporte o de las propias empresas ferroviarias.

Suelen ofrecerse las mismas modalidades de transporte que en el marítimo: línea regular con rutas preestablecidas y bajo demanda con trenes facultativos normalmente a disposición de grandes cargadores.

Por otro lado, según la carga, se pueden contratar:

  • Trenes completos.
  • Vagones completos: cargadores medios.
  • Cargas fraccionadas para compartir vagones entre varios cargadores de menos volumen.
  • Trenes TECO (Tren Expreso de Contenedores): se trata de trenes que transportan contenedores. Conectan distintos puntos de España con puertos marítimos.

 

4. Modalidades de contratación de servicios de transporte aéreo

Icono de transporte aéreoDestacamos por último el caso del servicio de transporte aéreo. En este ámbito encontramos de distintos tipos de transportistas:

  • Transportistas integrados como FedEx y UPS.
  • Transportistas que manejan itinerarios: se trata de aerolíneas clásicas que ofrecen servicios de transporte de mercancía.
  • Transportistas para fletar: son aerolíneas especializadas en el manejo de cargas mayores de cualquier característica.

 

En función de las características de la mercancía y de la rapidez del envío están:

  • Servicio de transporte de correo ordinario o paquetes postales (lo suele realizar la empresa estatal de correos).
  • Transporte urgente: hace hincapié en la velocidad y la seguridad del cumplimiento de plazos.
  • Mensajería: va un paso más allá del transporte urgente y asegura que el paquete parta en el siguiente vuelo o justo un día después.
  • Flete: se encarga de transportar cualquier tipo de mercancía, generalmente cargas mayores que los anteriores servicios de transporte.

 

Haber decidido qué tipo de servicio de transporte de mercancías necesitas para realizar tus envíos es esencial antes de abordar el siguiente paso: la formulación del contrato de transporte.

 

Deja un comentario

13 − nueve =