Ventajas y desventajas de externalizar la logística

Externalizar la logística supone contratar a una tercera empresa, que suele ser un operador logístico, para ejecutar algunas o todas las actividades englobadas en la cadena de suministro tales como el transporte, almacenamiento o la organización de la red logística. Existen varios niveles de integración del servicio que han dado lugar a distintos tipos de operadores logísticos.

Sin embargo, antes de determinar qué operador encaja mejor con la empresa, la primera cuestión a la que hay que atender desde un punto de vista estratégico es: ¿realmente conviene a la empresa el outsourcing logístico? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la externalización de la logística? Veamos los principales pros y contras.

 

Principales ventajas de externalizar la logística

El desarrollo de mercados globales y la creciente competitividad han llevado a que el outsourcing logístico sea cada vez una tendencia más seguida. ¿Cuáles son las principales ventajas que plantea este escenario?

  • Aprovechar la infraestructura y las economías de escala que generan los operadores logísticos: el objetivo de la empresa concesionaria es conseguir el mejor servicio a un precio aceptable, algo que puede resultar más alcanzable en manos de un operador logístico que ha optimizado su forma de trabajar.
  • Transformar los costes fijos en gastos variables: desarrollar una red de logística y de distribución acarrea con unos altos costes de mantenimiento fijos. La externalización de la logística está pensada para conceder mayor flexibilidad operativa a la empresa concesionaria, ya que siempre puede negociar nuevos acuerdos con el tercero.
  • Abrir camino para la expansión en nuevos mercados internacionales: ligado a los dos puntos anteriores se encuentra la internalización de la empresa. Confiar en un operador ya instalado en un nuevo mercado otorga más margen de maniobra a la empresa concesionaria para evaluar su entrada en ese nuevo país sin incurrir en cuantiosas inversiones iniciales.
  • Dedicar sus esfuerzos a fortalecer el negocio: la externalización de la logística supone dejar en manos de un socio la optimización de ciertas tareas de la cadena de suministro. De esta forma, la empresa concesionaria puede centrar su trabajo en mejorar el núcleo de su negocio.Externalizar la logística internacional
  • Beneficiarse de la especialización en sectores específicos: además de los distintos niveles de integración con la empresa concesionaria, existe toda una clasificación de operadores logísticos especializados en distintos verticales y sectores industriales. Esta especificidad ha dado lugar a que las operaciones sean cada vez más eficientes y que el conocimiento mutuo entre operador y concesionaria resulte más fluido.
  • Incorporar servicios innovadores tanto para sus clientes como para su operativa interna: la principal baza que esgrimen los operadores logísticos a la hora de captar mayor cuota de mercado es la oferta de servicios innovadores que mejoran su posición frente a otros competidores. Por ello, la externalización de la logística ayuda a incorporar las novedades que vayan surgiendo en el sector.

 

Desventajas del ‘outsourcing’ logístico

Las principales barreras a la externalización logística que muchas empresas encuentran en el camino son:

  • La dependencia del operador logístico: la integración logística es un arma de doble filo. Siempre implica un cierto riesgo ya que, en muchos casos, el servicio de transporte y de entrega es la cara visible de la empresa emisora frente al cliente final. Por ello, existe un miedo a perder el control de las operaciones.
  • Cambios estructurales en la empresa: en cualquier situación, la externalización de la logística supone cambios organizacionales dentro de la empresa:
    • Si la logística pasa de estar interna a ser externa, la nueva situación puede provocar conflictos laborales ligados a la desaparición de esas tareas internas.
    • Si la logística desde un primer momento es externalizada, hay que definir los roles y la comunicación entre la concesionaria y el operador de forma precisa para llevar un control detallado.
  • Los cabos sueltos en el contrato pueden dar al traste con la contención de costes: el contrato con el proveedor externo es fundamental para evitar sorpresas y que los costes ocultos que no se habían previsto acaben siendo un problema para la rentabilidad de la empresa.

 

Estas son las principales ventajas y desventajas de externalizar la logística. Cada empresa es un mundo y, por ello, antes de tomar una decisión es necesario hacer un ejercicio de introspección para tomar la decisión. En nuestro artículo te mostramos las claves de este análisis inicial: ¡no te las pierdas!

Deja un comentario

4 × cinco =