Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Estos almacenamientos climatizados son apropiados para, por ejemplo, almacenar productos a temperatura constante, mantener sus propiedades y evitar la congelación de productos por las condiciones meteorológicas o el acondicionamiento térmico de las materias primas.

También son adecuados para procesos productivos posteriores como, por ejemplo, alcanzar la viscosidad óptima para incorporarlos al proceso de producción.

Procesos posibles:

  1. Calentar y fundir hasta 300 ºC
  2. Almacenamiento anticongelación (mantenimiento de temperaturas constantes)
  3. Almacenamiento refrigerado

Las cámaras térmicas de DENIOS suponen para su empresa un ahorro de costes en el consumo energético y una optimización de la eficiencia energética, basada en los siguientes puntos:

  • Al mantener los productos almacenados a la temperatura óptima para el proceso productivo, se evitan los costes de calentamiento o enfriamiento para preparar las sustancias. Es, por ejemplo, el caso de las parafinas, que suelen manufacturarse en estado líquido y a temperatura ambiente se conservan en estado sólido.

En términos coloquiales, podríamos compararlo como la eficiencia que supone el consumo de un frigorífico en el que almacenamos productos a una temperatura constante frente al consumo energético de la puesta a punto de cada producto empleando un horno.

  • Posibilidad de empleo de energías residuales que tenga la empresa. Las cámaras térmicas pueden utilizar como fuente de energía el vapor, energía eléctrica, aceite o agua calientes procedentes de otros procesos. Si, por ejemplo, en el proceso productivo de la empresa se genera residualmente vapor de agua, podemos adaptar la cámara térmica para el empleo de dicha energía, suponiendo un ahorro de costes, y una reutilización de la energía, y además generando para la empresa una mejora tecnológica en eficiencia energética.
Existen una serie de programas de incentivos, ayudas y subvenciones en muchas comunidades autónomas y beneficios que incentivan a las industrias a invertir en equipos tecnológicos de eficiencia energética.

A modo de ejemplo, detallamos a continuación un caso extraído de la guía "Sinergia" publicada por la Junta de Andalucía (para más información consultar la citada guía):

¿Importe de incentivo puede la empresa recibir?

Para las empresas, con carácter general, hasta el 60 % en grandes empresas, 70 % medianas empresas y hasta el 80 % en pequeñas empresas.

Tipo de incentivo: Directos a fondo perdido. Es abonado directamente al beneficiario.
( Para más información consultar la web de la Junta de Andalucía. )

Desde DENIOS, animamos a las empresas que busquen este tipo de ayudas en sus comunidades autónomas o municipios. Entre otras, la Comunidad Valenciana, Murcia o el País Vasco tienen ya publicadas subvenciones o ayudas similares en eficiencia energética.

¡Sea de los primeros en pedirla!

La comunidad define los plazos, importes y conceptos, que pueden variar del ejemplo antes reseñado de la Junta de Andalucía, y, como siempre, hay que someterse a la aprobación del equipo técnico de la comunidad o institución que la concede.

El equipo de ingeniería de DENIOS estará a su disposición para ayudarle a gestionar estos trámites y aconsejarle sobre el diseño de su Cámara Térmica, según su disponibilidad, desde cajas compactas para 2 bidones hasta grandes almacenes a medida para 24 GRGs, etc.

No dude en consultar con DENIOS, cuyos ingenieros le ofrecen un asesoramiento experto en almacenamiento de sustancias, encontrando solución a los problemas con los que se encuentre.

Más información sobre el producto Estufas para bidones (cámaras térmicas)

Sistemas adecuados para mantener sus productos químicos a la temperatura óptima.

Sistemas térmicos DENIOS

  • Temperatura constante asegurada
  • Ahorro y eficiencia energética
  • Reducción de costes
  • Tiempos reducidos de calentamiento o refrigeración
  • Disponibles con con resistencia al fuego y/o equipamientos antideflagrantes
  • Con cubeto de retención según legislación vigente
  • Equipamiento conforme a GMP.

Energía calefactora

Según la fuente de energía disponible, la calefacción instalada puede ser de vapor, eléctrica, de aceite, por agua caliente, etc. Para enfriar se utilizan sistemas tipo Split o una conexión a la red de agua fría. El departamento de ingeniería de DENIOS le asesorará para realizar la elección correcta.

El principio de funcionamiento

El aire en el interior de la cámara es distribuido hacia la zona superior mediante un ventilador radial. El calefactor o refrigerador con intercambiador de calor permite calentar o enfriar el aire. Mediante el sistema de canalizaciones, el aire se conduce a la parte inferior del sistema, consiguiendo así un posterior reparto homogéneo. La combinación de intercambiador de calor y toberas, el ventilador y la geometría de los canales de aire, permiten asegurar un reparto equitativo de la temperatura y consiguiente ahorro de energía. 

Cuadro de mandos

La regulación de la temperatura se realiza mediante reglaje en dos puntos, analógico, digital o por fluido capilar sin ayuda energética. De forma eventual se pueden instalar combinaciones como mandos electro-neumáticos. Bajo petición se pueden integrar diversos puntos de medición, por ejemplo para el control y regulación de la temperatura o para documentación del proceso. 

Posibilidades de instalación

El uso de los sistemas térmicos determina las dimensiones de los mismos. La base son las sustancias a calentar, el rango de temperaturas deseado y el número y tipo de recipientes:

  • IBC / GRGs de 1000 litros
  • Bidones
  • Pequeños recipientes
  • Recipientes especiales.

Leasing

Para una financiación más cómoda. Le asesoramos con mucho gusto.

Los sistemas de calentamiento del aire también están disponibles en versión antideflagrante EX.