Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Con los nuevos modelos, Cebek completa los tres rangos de alimentación industrial estándar, poniendo a disposición del profesional una gama completa y polivalente de interfaces optoacopladores con distinto número de canales a relé y alimentaciones. Tensiones de alimentación de 12 V.D.C., de 100/240 V. A.C. 50/60 Hz, y ahora también de 24 V.D.C.

Las tres novedades quedan referenciadas según el número de canales que incorporan. El Cebek T-54 monta un relé de un circuito conmutado; mientras que el Cebek T-55 incluye dos relés del mismo tipo y el Cebek T-51 dispone de cuatro relés también con la misma configuración.

Cada canal a relé es independiente al resto y se encuentra aislado eléctricamente de su correspondiente entrada de control, así como de la alimentación de la placa mediante un optoacoplador propio. La señal de control puede establecerse con una tensión entre 3 y 24 V. D.C. y una corriente mínima de 5 mA. La carga máxima por relé es de 230 V. / 3 A.

Entre sus principales aplicaciones, los interfaces Cebek se emplean para el control de sectores o maquinaria eléctrica, el aislamiento entre circuitos lógicos respecto a salidas con potencia, procesos industriales en serie y sistemas con funcionamiento autónomo, entre otros.

Las dimensiones de los tres interfaces son totalmente adaptables a guía Carril mediante los zócalos correspondientes que pone a disposición Cebek.

Los tres módulos incluyen indicador local led de establecimiento de conexión activa para cada relé.