Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Cosméticos de Kenia o la India, chapas de refresco de Camboya y Senegal, juguetes de Rumania e incluso sobrecitos con láminas de oro de los templos de Bagan en Myanmar, la antigua Birmania, son algunas de las curiosas piezas que se podrán ver en la exposición de Hispack "The World's wonderful packaging". La muestra recoge una selección de envases, etiquetas, embalajes y elementos gráficos de la colección privada del diseñador Albert Isern, que permiten conocer a través del packaging la vida y las costumbres de diferentes países del mundo.

Cada época, cultura y contexto social de una región se puede identificar gracias a objetos como: papeles de caramelos y envoltorios de tabletas de chocolate que recuerdan a la niñez o botellas de anís y cajitas de especias que se encontraban en las cocinas españolas de antaño. Estos productos perduran en la memoria con una forma, un color y una textura característicos, iconos de la historia del envase y embalaje que se recuperan ahora en la exposición "The world's wonderful packaging".

La muestra exhibe etiquetas, elementos gráficos, envases y embalajes relacionados con la alimentación, la salud, la higiene y belleza, el hogar, el trabajo y los hábitos sociales, o el ocio.

Todas son piezas de la colección del diseñador Albert Isern que ha recopilado durante más de treinta años en sus viajes por todo el mundo y entre las que destacan envoltorios de tes y cafés de Nepal; dulces de Italia o Francia; cosméticos de Yemen o Kenia; elementos de esoterismo de Brasil y México; cajas de cerillas de Japón; paquetes de tabaco y libritos de papel de fumar de Guatemala e Indonesia; productos para el hogar de China o Egipto e incluso productos farmacéuticos de Vietnam o Namibia, entre otros.

Esta exposición que se podrá ver en Hispack del 11 al 15 de mayo en el recinto de Gran Vía forma parte del ciclo "Pack. Historia, Cultura y Memoria del Packaging". En 2006 esta muestra se dedicó a los beneficios del packaging en la alimentación; en 2003 ofreció una panorámica del mundo del arte contemporáneo a través de los envases; en 2001 hizo un homenaje al coleccionismo de envases a través de la Colección Altadis, la Colección de Marc Martí, el Museo de Historia de la Farmacia Catalana, el Museo del Anís de Rute, el Museo Gal y el Museo de la Naranja de Burriana; y en 1999 destacó los 100 años de evolución del envase y su industria transformadora. Su primera edición, celebrada en 1997, se basó en la historia de 12 productos españoles a través de sus envases: Aceite Carbonell, Codorniu, Conservas Miau, Cervezas Damm, Anís del Mono, Vichy Catalán, Lejía Conejo, Danone, Maderas de Oriente, Ideales, Gallina Blanca y Cola Cao.