EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Linde Material Handling amplía su gama de carretillas industriales utilizando la tecnología de ion-litio

  • 18/01/2016, Pallejà (Barcelona)

  • Esta avanzada tecnología se ha incorporado en transpaletas de conductor acompañante, transpaletas con plataforma, recogepedidos de bajo nivel y tractores de arrastre.

 

Solicitar información y/o presupuesto

 

Se ha producido un error y no se ha podido enviar la informaciónNo se ha podido enviar parte de la información.
Por favor, vuelva a intentarlo
Por favor, inténtelo de nuevo

Las baterías sin mantenimiento de ion-litio (Li-Ion) en la cartera de productos de Linde Material Handling han demostrado su capacidad en un amplio rango de aplicaciones. Tras su implementación en las transpaletas con conductor acompañante Linde T16 ION, Linde T18 ION y T20 ION, la empresa presenta sus nuevos modelos de transpaletas con plataforma, de recogepedidos de pedidos de bajo nivel y de tractores de arrastre con tecnología de ion-litio. Unas baterías nuevas y más potentes con una capacidad de 4,5 o 9,0 kWh, complementan además la gama disponible anteriormente de 1,8 y 3,6 kWh.

Rápida recarga, gran eficiencia, máxima durabilidad

Cada vez más usuarios del sector logístico y de la industria aprecian las ventajas de la tecnología ion-litio en contraste con las baterías de plomo convencionales. Con ciclos de recarga garantizados de 2 500, la vida útil de una batería de Li-Ion es como mínimo dos veces superior a la de las variantes de plomo. En algunos casos, es mucho más duradera en función de la aplicación correspondiente. Además, su eficiencia energética es notablemente mejor, ya que más del 90% de la energía cargada se puede utilizar para conducir el vehículo, en comparación del 60% de la tecnología convencional. En cuanto a su durabilidad, es importante mencionar que tras llegar el final de la vida útil, se dispone aún de aproximadamente el 75% del volumen original de almacenamiento de energía para que la batería se pueda utilizar durante más de 10 años, según la aplicación.

Actualmente, la tecnología de ion-litio es adecuada fundamentalmente para tareas de logística que no se realizan de forma constante durante un turno completo, sino que se relacionan habitualmente con pausas operativas de la carga y la descarga de camiones. Estas pausas se pueden utilizar para recargar las baterías. La carga completa tarda 90 minutos. No obstante, tras 40 minutos, el vehículo ya vuelve a estar disponible con la batería al 60% del nivel de carga.

En comparación con las baterías de plomo, los componentes Li-Ion también sacan partido a su alta densidad energética (menor volumen para el mismo nivel de energía). Esto significa que la nueva tecnología permite más potencia en espacios reducidos, especialmente en vehículos estrechos como transpaletas y tractores de arrastre. Siguiendo la misma línea, Linde ha añadido baterías todavía más potentes con 4,5 y 9,0 kWh a su cartera. De esta forma, cubre actualmente una amplia gama de capacidades de 1,8 a 9,0 kWh, extendiendo el uso a otras aplicaciones en una gama de carga más alta.

Más variedad y nuevo conector de carga lateral

Desde su lanzamiento en el año 2014, las transpaletas de conductor acompañante de Linde, Linde T16 ION - Linde T18 ION, con capacidad de entre 1,6 y 1,8 toneladas, se han posicionado con éxito en el mercado. En consecuencia, Linde ha ampliado su gama con varios modelos nuevos, para cubrir aún más aplicaciones con tecnología ion-litio. Entre ellos se incluyen la transpaleta de conductor acompañante T20 ION, los tractores de arrastre P30 C ION y P50 C ION con capacidades de arrastre de 3,0 y 5,0 toneladas, las transpaletas con plataforma T20 SP/AP ION, T24 SP/AP ION y T30 ION, así como los recogepedidos pedidos de bajo nivel N20 ION y N24 ION. En todos estos modelos las baterías se pueden recargar de forma rápida y fácil mediante el conector de carga lateral estándar, sin que el operario tenga que abrir la carcasa de la batería.

Adecuadas para su uso con temperaturas bajas y en áreas delicadas

Los acumuladores de litio que utiliza Linde para sus vehículos de 24 V se basan en tecnologías fiables de fosfato de hierro. Así, se pueden utilizar los dispositivos eficientemente a temperaturas ambiente comprendidas entre -35 y +45°. Por este motivo, el personal logístico en el sector del almacenamiento frigorífico en particular confía en la nueva tecnología.

Comunicación entre vehículo y batería

Las baterías de Li-Ion se acoplan a la perfección y de forma segura a los vehículos Linde. Cuando se realizan actualizaciones a la nueva tecnología, Linde también incluye el cargador correspondiente. El sistema de gestión de la batería (BMS) incorporado en las baterías se comunica con el vehículo y el cargador a través de una interfaz de CANbus e indica el estado de carga al conductor en la pantalla. Además, el BMS garantiza que la batería de litio no se descargue por completo o no se cargue en exceso, contribuyendo, así, a una vida útil óptima.

Previsión para carretillas contrapesadas

Ya han comenzado los preparativos en el departamento de desarrollo de Linde Material Handling para la primera generación de carretillas contrapesadas equipadas con baterías de Li-Ion. En contraste con el resto de vehículos de interior actuales, no se diseñarán para la gama de tensión de 24 V, sino para 48 V como es habitual para carretillas elevadoras.

Teléfono
Ver teléfono
Página web
Visitar Web
E-mail
Enviar Mail
Dirección Avda. Prat de la Riba, 181
08780  Pallejà
Barcelona - ESPAÑA
(Haga click aquí para ver mapa)