EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Cómo una dilatada experiencia de Logwin en logística textil dió lugar al Air-Textainer

  • 28/07/2011, Grevenmacher (Luxemburgo)

  • Los beneficios del Air-Textainer con respecto al envío en cajas son evidentes. Los artículos de ropa que tienden a arrugarse, ahora viajan largas distancias desde origen a destino como prenda colgada y, por lo tanto, de la manera más idónea.

 

Solicitar información y/o presupuesto

 

Se ha producido un error y no se ha podido enviar la informaciónNo se ha podido enviar parte de la información.
Por favor, vuelva a intentarlo
Por favor, inténtelo de nuevo

"Realmente no me veo como un inventor", dice Werner Sander con una sonrisa. "Cuando uno se pone a pensarlo, cae en la cuenta de que a cualquiera se le podría haber ocurrido la idea de coger una plataforma de madera y unirla con una estructura metálica para finalmente cubrirla". Y, sin embargo, ¿por qué no se le ocurrió a nadie?

Stuttgart, enero 1993, Werner Sander, Gerente de Carga Aérea durante 6 meses en Logwin, profesional con experiencia en logística de la moda, se enfrenta a un gran problema. Sander, a sus 58 años de edad recuerda: "A principios de la década de los 90, ningún proveedor de logística en el mundo, estaba en condiciones de suministrar prenda colgada a las empresas de moda en China, América Central o del Sur. En esos días y, sólo por transporte aéreo, se podía utilizar el equipamiento para prenda colgada con el que contaban las compañías aéreas. El aeropuerto de destino era, en cierto modo, el final del camino. La utilización del equipamiento dependía en cierta manera de la aerolínea en cuestión y sólo había unas pocas que contaran con el equipamiento adecuado".

Una gran idea toma forma

Werner Sander no estaba contento con esta situación. Su sueño era que cualquier tienda en cualquier lugar del mundo pudiera recibir sus envíos de prenda colgada sin la pérdida de tiempo de los transbordos y sin depender de una línea aérea especifica. En ese tiempo, aunque con algunas desventajas considerables, ya había algunos proveedores de logística que estaban utilizando unos cajones de madera provistos de una estructura metálica. Las diferencias de temperatura y una ventilación inadecuada durante el transporte ocasionaban la corrosión del metal no tratado, y las prendas llegaban a su destino con manchas de óxido. Además, para poder disponer de ellas, primero estaba el arduo trabajo consistente en desmontar unas cajas de gran volumen, con sus correspondientes marcos soldados. Lo que se necesitaba era un sistema innovador y de alta calidad para el transporte de estas prendas.

En colaboración con una empresa de embalaje, Logwin comenzó a desarrollar la idea de una caja especial. Los requisitos eran múltiples. Ante todo debía ser adecuada para el transporte aéreo, fuerte pero no muy pesada y, también, debía ser fácil de montar y desmontar. Al mismo tiempo, las prendas debían ser transportadas en un espacio mínimo protegido y con ventilación adecuada durante todo el recorrido. La solución fue un sistema modular. Después de un año desarrollando el proyecto, nació el Air-Textainer y, ahora, está listo para ser producido en serie. Sus poco prácticos predecesores son ahora cosa del pasado, al menos para Logwin.

La base de esta caja especial, consiste en una plataforma de madera sujeta por una estructura de metal en el interior. Una estructura compuesta de barras y varillas forma el marco, que, junto a un refuerzo cuádruple de cartón ondulado y una película resistente al clima, conforman la cubierta.

No es necesario atornillar, lo que hace que el montaje y desmontaje sea cosa de niños. En comparación con una estructura de madera, el sistema modular es extremadamente fuerte y robusto. Su carga es sencilla porque la caja permite hacerlo por todos sus lados. Diferentes barras permiten sujetar mediante cuerdas anudadas la prenda colgada a la estructura, lo que significa que el espacio interior puede ser usado aprovechando al máximo su capacidad. Abrigos largos y vestidos, así como, blusas o pantalones, tienen cabida.

Transporte inteligente para ropa de marca

"El primer vuelo inaugural para el Air-Textainer fue en 1994. En aquel tiempo, estábamos enviando trajes de alta calidad, pantalones, chaquetas y abrigos a Hong Kong, Taiwán, Singapur y Tailandia para una marca conocida", comenta Werner Sander. "La respuesta a nuestro proyecto piloto fue muy positiva y el hecho de que nosotros estemos ahora transportando, de ésta manera, artículos de moda de alta calidad para nuestros clientes, lo dice todo", añade Sander.

Los beneficios del Air-Textainer con respecto al envío en cajas son evidentes. Los artículos de ropa que tienden a arrugarse, ahora viajan largas distancias desde origen a destino como prenda colgada y, por lo tanto, de la manera más idónea. No es necesario invertir en mano de obra en destino. Otra ventaja es que, en comparación con los contenedores estándar, la utilización del espacio es alrededor de un 15% más alta con el Air-Textainer. Logwin, además, transporta pequeños paquetes con sus accesorios en la base del Air-Textainer, sin coste alguno. Aunque originalmente fue desarrollado para la carga aérea, el Air-Textainer es multiusos, siendo apto para el transporte por barco, tren o camión. Es sencillo de transbordar a otro medio de transporte mediante una carretilla elevadora. El Air-Textainer también logra altas puntuaciones con respecto a la seguridad, puesto que nunca ha habido ningún caso de robo en el transporte con estas cajas.

Hoy en día, Logwin envía alrededor de 5.000 Air-Textainers por todo el mundo, cada año, en nombre de sus clientes. Existe una fuerte demanda de transporte entre Europa y Asia en ambas direcciones y entre Asia y América del Sur. El Air-Textainer se está utilizando también cada vez más en las rutas desde y hacia Australia.

Por último, pero no por ello menos importante, durante éste tiempo, los fabricantes de prendas de vestir han aumentado sus colecciones. Si en otros tiempos, lo normal era producir dos colecciones al año, hoy en día, algunas empresas de moda llevan a cabo hasta un máximo de 12 colecciones. Y los artículos deben llegar al cliente.

Desde Stuttgart, en todo el mundo

La casa matriz del Air-Textainer se encuentra en el mismo lugar donde todo comenzó hace 18 años: Stuttgart. Logwin opera en el aeropuerto con su propio almacén, que cuenta con, aproximadamente, 1500 m² de almacenamiento y área logística. Cuenta con un stock permanente de, alrededor, de 200 Air-Textainer y otros 50 de todos los tamaños se almacenan en las instalaciones del fabricante, ubicadas en Neuburg. Las cajas especiales son expedidas desde Stuttgart y, desde allí, circulan alrededor de todo el mundo. Logwin dispone de su propio stock en los diferentes destinos internacionales, en particular, en importantes centros de producción textil. 

Sin embargo, los Air-Textainer de hoy difieren del primer prototipo, desde que en el año 2000 entró en el mercado una nueva versión. Se realizaron mejoras en la cubierta y en los mecanismos de fijación y dispositivos de bloqueo. Además, desde aquel momento, se han creado cajas con diferentes capacidades y disponibles en cuatro tamaños (S, M, L, XL). Lo que sí queda del anterior modelo es su robustez. La plataforma de madera y su marco pueden ser reutilizados hasta 50 veces y el cartón ondulado aproximadamente unas 4 veces. "Es sorprendente cómo un sistema con un funcionamiento tan sencillo puede ser tan eficiente, seguro y fiable. Las ideas más sencillas son siempre las mejores", así define su invención Werner Sander, el "padre" del Air-Textainer. 

Teléfono
Ver teléfono
Página web
Visitar Web
E-mail
Enviar Mail
Dirección Ctra. Antigua de Ajalvir Km 2,200
28806  Alcalá de Henares
Madrid - ESPAÑA
(Haga click aquí para ver mapa)