Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Los pasos elevados, que comunican el centro de la ciudad con los aparcamientos disuasivos y el barrio de Can Misses, son transitados a diario por una media de mil personas, y requerían mantenimiento por su estado de degradación por el uso. Lotum se ha hecho cargo de la obra, regularizando primero las zonas rotas con mortero adecuado al estado del sustrato de hormigón, y aplicando luego un pavimento continuo tipo pista deportiva antideslizante de color verde.

Se trata de un pavimento de la línea Lotumsport, un recubrimiento monocomponente coloreado elástico y antideslizante. En total, el Consell Insular d'Eivissa ha encargado reformar 800 m².