EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Mitsubishi Electric integra cuatro controladores de altas prestaciones en una sola plataforma

  • 10/04/2008, Hannover (Alemania)

  • Con las cada vez más rigurosas demandas de calidad de fabricación y reducidos plazos de entrega, presiones para reducción de costes y ciclos de producto más cortos, la necesidad de soluciones eficaces de automatización en fábrica está en aumento.

 
Con las cada vez más rigurosas demandas de calidad de fabricación y reducidos plazos de entrega, presiones para reducción de costes y ciclos de producto más cortos, la necesidad de soluciones eficaces y flexibles de automatización en fábrica está en aumento. En respuesta a estas demandas, Mitsubishi Electric ha lanzado la nueva plataforma iQ. En una clase sin igual en el mundo, este concepto altamente integrado de controlador está concebido específicamente para las necesidades de automatización de fábricas.

Con la tecnología de microprocesadores de altas prestaciones se integran cuatro tipos diferentes de controladores – autómata programable (PLC), controlador de movimiento, CNC y controlador de robot – en una sola plataforma de automatización que permite una comunicación rápida y fiable entre los distintos sistemas de fabricación. Esta solución integrada, que también soporta la ya establecida tecnología de la plataforma modular MELSEC System Q, hace posible configurar enteramente a medida soluciones de automatización para aplicaciones que abarcan desde simples sistemas independientes hasta líneas completas de fabricación. La integración homogénea de los diversos componentes asegura la máxima productividad.

Componentes innovadores del sistema
Los componentes clave de la plataforma iQ son los nuevos módulos procesadores para las cuatro distintas áreas de control. En modo multiprocesador, las tareas de control y comunicación están compartidas entre una CPU de PLC y hasta otros tres módulos de CPU en combinación flexible. Por primera vez es ahora posible combinar no sólo controladores de movimiento sino también controladores de CNC y de robots con un PLC en una sola plataforma. Los procesadores de altas prestaciones de última generación necesitan canales de comunicación más rápidos para el elevado volumen de datos que son capaces de procesar. En el sistema iQ, los módulos de CPU pueden intercambiar cíclicamente datos por medio de un nuevo bus de alta velocidad en la tarjeta madre posterior con acceso a una memoria común con una capacidad de 14.000 palabras. La comunicación por medio de tarjeta madre posterior está sincronizada con la regulación del procesamiento de datos de los procesadores, con un periodo de ciclo de tan sólo 0,88 ms.

Otros componentes de la plataforma iQ incluyen un módulo interfaz para la red CC-Link IE (Control and Communication Link Industrial Ethernet), Industrial Ethernet abierto con tecnología Gigabit, y terminales gráficos de control de pantalla táctil de la serie GOT1000, los cuales incorporan numerosas funciones para soportar el concepto de controlador integrado de Mitsubishi Electric.

Optimización paso a paso
Los nuevos dos racks posteriores, uno con ocho slots y el otro con doce, incorporan un nuevo bus de alta velocidad así como el mismo bus de sistema empleado en la plataforma MELSEC System Q existente. Este nuevo bus permite flexibilidad de expansión de la plataforma iQ mediante módulos de expansión y de funciones especiales. Casi un centenar de módulos de E/S, de funciones especiales y de red se encuentran disponibles en esta gama. Los módulos ya existentes de esta serie, los PC y CPU de proceso – por ejemplo, para arquitecturas con controladores redundantes y programación en lenguajes de alto nivel – también emplean este canal de comunicación y son por tanto compatibles con este nuevo sistema. Ello protege inversiones ya realizadas en tecnologías de controladores modulares, permitiendo al fabricante optimizar paso a paso sus procesos de producción.

El controlador se programa con ayuda del software GX Developer 2 completamente renovado. La nueva versión de esta popular plataforma de desarrollo de PLC para todos los controladores compactos y modulares de Mitsubishi Electric soporta la programación IEC 61131-3 y lenguajes de bloques de función, diagramas de contactos, listas de instrucciones, texto estructurado y diagramas de funciones secuenciales. Las numerosas nuevas funciones y herramientas de diagnóstico y simulación agilizan la programación y la hacen más eficaz al tiempo que soportan una comunicación libre de problemas entre los diferentes sistemas de controladores.

Integración vertical y horizontal
La integración de funciones de PLC, control de movimiento (motion control), CNC y control de robots en un entorno integrado de hardware y software aporta unas ventajas ciertamente significativas frente a las soluciones convencionales de automatización con controladores separados conectados mediante una red. Esta tecnología normalizada agiliza la planificación, instalación y configuración, facilita el diagnóstico y mantenimiento, reduce las necesidades de formación de personal y soporta conceptos de planta de fabricación flexible con la opción de modificaciones posteriores. Ello reduce los costes de instalación y de explotación al tiempo que mejora la fiabilidad y el rendimiento de los sistemas de producción, ante todo gracias a las mayores velocidades de transferencia de datos.

No obstante, esta comunicación ininterrumpida no empieza y acaba en la planta de fabricación: la plataforma iQ se integra completamente con el concepto e-F@ctory de Mitsubishi Electric, cuya característica central es un flujo de información integrado entre los sistemas de control en el área de automatización y las herramientas empleadas en la planificación de la producción y de la empresa. Dos simples tecnologías, a un precio razonable, permiten conectar el área de producción con el sistema de dirección ejecutiva de producción de la empresa: el módulo de interfaz MES para controladores modulares, y la función de interfaz MES para terminales de interfaces HMI de la serie GOT1000. Ambas soluciones eliminan los ordenadores pasarela convencionales y todos los elevados costes de programación que éstos exigen. Esta plena integración vertical y horizontal ofrece un potencial significativo para incrementos de productividad, particularmente en soluciones de automatización de planta.