Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

En esta era de saturación de la comunicación a veces no puede haber mayor placer que el que brinda el mundo tridimensional del diseño y su tranquilizadora tangibilidad. Objetos que sirven a un propósito práctico o que son simplemente hermosos, que tienen una materialidad y ocupan un verdadero espacio tridimensional. Piezas que ayudan a hacer que nuestros hogares sean más personales y que reflejen nuestro sentido de nosotros mismos. Ya se trate de un regalo o para nuestro propio entorno familiar, encontrar el objeto decorativo adecuado puede llegar a ser una experiencia muy gratificante en sí misma.

Barcelona cuenta con una gran variedad de tiendas donde descubrir inusuales y prácticos objetos de diseño, colecciones únicas de cosas del día a día que reflejan nuestros gustos y hábitos. Grandes y pequeñas piezas no necesariamente caras, pero sin duda eclécticas, idiosincráticas y encantadoras.