EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Norbert Dentressangle amplía su flota con vehículos eco-eficientes

  • 08/11/2010, Santander

  • Norbert Dentressangle ha puesto en marcha recientemente, en España, una novedosa iniciativa que consiste en el alquiler de vehículos tracto-camiones a sus colaboradores transportistas habituales.

 

La escasez de medios en el mercado y las dificultades para obtener financiación impulsan al operador logístico a poner en marcha una novedosa iniciativa para facilitar a sus colaboradores transportistas la adquisición de nuevos vehículos ecoeficientes Euro 5 en régimen de alquiler.

Norbert Dentressangle especializado en servicios de transporte, distribución y logística, ha puesto en marcha recientemente, en España, una novedosa iniciativa que consiste en el alquiler de vehículos tracto-camiones a sus colaboradores transportistas habituales.

Norbert Dentressangle, con el objetivo prioritario de asegurar el servicio a sus clientes a través de una mayor disponibilidad de medios, ha implementado un plan destinado a facilitar a sus colaboradores transportistas fijos la ampliación de su flota con cabezas tractoras de última generación en régimen de alquiler o "leasing".

Con esta iniciativa, consigue además otros dos objetivos fundamentales, por un lado, dotarse de los medios necesarios para asegurar sus planes de crecimiento para los próximos años y por otro, modernizar su flota con nuevos modelos más eficientes que cumplen con la normativa Euro 5 de la Comisión Europea (la más exigente en requisitos de emisiones de óxidos de nitrógreno, hidrocarburos, monóxido de carbono, partículas y humos).

En la actualidad, Norbert Dentressangle trabaja en España con más de 1200 colaboradores habituales, y a nivel europeo, es el primer flotista europeo con 6900 cabezas tractoras y 8600 remolques. El operador logístico tiene muy en cuenta las exigencias del desarrollo sostenible en el ejercicio diario de su actividad. Uno de sus cuatro ejes de actuación es la reducción de los gases de efecto invernadero, cuyo objetivo está cifrado en los 50 gramos de CO2 por tonelada transportada y kilómetro.